La Memoria en los Mayores
02 de Octubre de 2012

Todo el mundo olvida cosas cada día, y no nos preocupamos porque lo vemos normal a veces la razón es que no ponemos suficiente interés en recordar determinado acto, otras, nuestro mundo mantiene una actividad tan exagerada, que la mente necesita descansar y no registra determinadas acciones por lo que luego no recordamos.

Sin embargo este hecho que cuando somos jóvenes nos sirve para hacer un chiste, al paso de los años cuando somos mayores aunque hagamos bromas terminamos por preocuparnos interiormente.

La pérdida de memoria es un cambio que se produce en nuestro cerebro con el paso del tiempo, como lo es la falta de fuerzas.

Según pasan los años las células cerebrales se pierden y esta pérdida aumenta según aumenta la edad. Ello produce una falta de retención de los actos mas recientes.

Podemos y debemos estimular la actividad de la mente mediante ocupaciones que refuercen la memoria, como la lectura, juegos de entretenimiento, puzzles, jeroglíficos, rompecabezas, buscar las diferencias entre dibujos; son viñetas que acompañan los diarios y revistas o también publicaciones que recopilan estos juegos mentales, que son útiles para seguir ejercitando nuestro cerebro, las hay de diversa dificultad.

Otro ejercicio puede ser hacer lista de cosas, nombres que empiecen por una determinada letra, o nombres de personas que conocemos, nombres de animales clasificados por sus características como, peces, fieras, animales de compañía, pájaros etc.

La pérdida de memoria también puede deberse a problemas de salud, como pueden ser daños, falta de vitaminas, desnutrición, consumo de alcohol, o como reacción a determinados medicamentos, ansiedad, depresión, o problemas importantes, esta falta de memoria suele ser reversible, con el cambio de circunstancias o con tratamiento adecuado y siempre dependiendo del periodo de tiempo que subsista el motivo.

Otra causa de la perdida de memoria puede ser la enfermedad de Alzheimer, o por lesiones cerebrales, estos tipos de deterioro de la memoria deben ser tratados adecuadamente mediante un diagnostico médico.

Si olvidamos repetidamente donde dejamos las llaves, o el monedero, o repetimos una frase, o un periodo de nuestra vida o una anécdota u olvidamos de manera frecuente el nombre de amigos o familiares, la realización de una tarea diaria, como apagar el fuego, o asegurar la puerta, olvidar el día de la semana, despistarse de portal al volver a casa, etc….lo más adecuado es consultar al médico para que mediante un estudio pueda diagnosticar la causa de esa pérdida de memoria, pues como ya hemos comentado algunas son reversibles, y otras susceptibles de paliar mediante tratamiento.

Ver Galería