CSIF aplaude la próxima aprobación de la Ley de Policías Locales y espera que la norma no recoja la propuesta de la FAMP de incluir la figura del auxiliar de policía
• El sindicato confía en que la Ley contenga “punto por punto” todo lo negociado en estos años y permita profesionalizar las plantilla y acabar con su precarización
• Esta normativa afectaría a los más de 700 agentes de la provincia de Almería
18 de Noviembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha valorado “positivamente” el anuncio del consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, respecto a su intención de aprobar la Ley de Policías Locales de Andalucía antes de que acabe 2021 y que en la provincia de Almería afectaría a más de 700 agentes. También ha manifestado su confianza en que el trabajo realizado por los sindicatos “no se vea entorpecido por los movimientos de última hora” de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para modificar las líneas básicas del texto e incluir la figura del auxiliar de policía local, ya que “eso provocaría la desprofesionalización y precarización de las plantillas policiales”.


El Sector de Administración Local de CSIF ha avisado de que la nueva norma debe establecer “un servicio público eficaz y de calidad”, para lo cual considera imprescindible que recoja “punto por punto” todo lo que los representantes sociales han negociado con los distintos Gobiernos autonómicos en un trabajo que ha durado más de diez años. Los puntos fundamentales de esa negociación han sido “la defensa de la profesionalidad de las plantillas de Policía Local y la regulación y modernización de sus medios materiales, de acceso y de carrera profesional”.
CSIF insiste en rechazar la “descabellada” propuesta de la FAMP de introducir la figura de auxiliar de Policía Local y permitir que los ayuntamientos utilicen a otros funcionarios municipales para realizar funciones de policía en periodos puntuales. Como ya denunció en un escrito conjunto firmado con CCOO y UGT, ese planteamiento sólo era “una traba más” cuyo objetivo era “entorpecer” la tramitación de la ley. Esa figura, además, ya fue excluida del anteproyecto porque “desnaturalizaba los cuerpos de policía y precarizaba las plantillas al conceder todas las potestades de agente de autoridad a trabajadores sin la cualificación y formación imprescindibles”, según el Sector de Administración Local.
La central sindical se felicita ahora por el anuncio de la Junta de Andalucía y espera que la ley sea rápidamente desarrollada a través de los correspondientes decretos, siempre con la participación “de manera activa y de buena fe” tanto de la Administración como de los sindicatos y la propia FAMP.
La nueva norma, cuyo anteproyecto fue aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta el 13 de abril de 2021, sustituye a la Ley de Coordinación de las Policías Locales, que data de 2001. Entre otros cambios, los municipios con 5.000 habitantes o más podrán tener un cuerpo de policía local compuesto por cinco funcionarios como mínimo. En cuanto a las localidades con menos población, podrán asociarse con otros municipios limítrofes para la prestación conjunta de este servicio si por separado no disponen de recursos suficientes para tener su propio cuerpo. La nueva norma también regulará el estatus de los más de 60 vigilantes municipales que realizan labores auxiliares de protección y seguridad.