CSIF ha vuelto a concentrarse hoy en la Bola Azul para pedir la retirada de la orden que anula los permisos y jornadas en el SAS
• El sindicato celebra que ayer el consejero de Salud entonase el ‘mea culpa’, pero solicita que se pasen de las palabras a los hechos y retire todas las directrices de dicha orden que suponen un “atropello a los derechos de los trabajadores y trabajadoras del SAS”
12 de Noviembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, ha celebrado que la Junta haya entonado el “mea culpa” por no haber dialogado con los representantes legítimos de los trabajadores y haber impuesto unilateralmente la orden de 8 de noviembre que suspende permisos a los profesionales de la sanidad pública, y ha pedido que ello se materialice de forma inmediata en la retirada de dicha orden.


Así lo ha manifestado el Sector de Sanidad de CSIF tras la concentración que ha llevado a cabo hoy, día 12, en la Bola Azul junto al resto de organizaciones sindicales que forman parte de la Mesa Sectorial para denunciar las directrices unilaterales que supone la citada orden por la que se establecen medidas en materia de recursos humanos para la gestión de la situación de crisis sanitaria, y que el sindicato entiende como un “absoluto atropello a los derechos de los trabajadores y trabajadoras de las sanidad pública andaluza”.
De hecho, CSIF ha subrayado que el consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre y el propio gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, han admitido ya su error por unas medidas que no han sido negociadas con los sindicatos y que lesionan claramente los derechos de este colectivo.
Ha recordado que el consejero reconoció ayer durante una reunión informal con miembros de CSIF en Almería que la citada orden no había respetado los tiempos establecidos que requerían la negociación y el diálogo con los sindicatos, fundamentalmente en todo lo que afecta a los derechos y garantías laborales de las plantillas de profesionales de la sanidad pública. Además, el propio gerente del SAS, en declaraciones a Canal Sur Televisión, ha reconocido que la publicación de la orden debió haberse retrasado para buscar el consenso con los sindicatos y se ha mostrado abierto a modificaciones y correcciones en la misma.
En este sentido, el Sector de Sanidad ha pedido que “se pase de las palabras a los hechos, se retire la orden de forma inmediata y se abra un proceso de diálogo con las fuerzas sindicales de la Mesa Sectorial, que es lo que se tenía que haber hecho desde el principio”.
“Después del bochornoso espectáculo de la Mesa Sectorial de Sanidad de esta semana, en la que se nos comunicó las imposiciones decididas unilateralmente y ni se nos escuchó después, esperamos que en la convocatoria de la próxima semana se materialice la rectificación y el reconocimiento del error por parte de la Administración, de manera que pueda iniciarse de verdad un proceso serio de negociación con los sindicatos”, han puntualizado desde el Sector de Sanidad.
La orden impuesta por la Junta suprime todos los permisos, licencias y vacaciones, y establece que se pueda disponer, a discreción, de los turnos, de la movilidad funcional y cambios de categoría laboral de los profesionales, algo que CSIF rechaza de plano.