CSIF reclama una sanidad pública con más personal y medios, fundamentalmente en la Atención Primaria
• El sindicato se ha concentrado, junto a CCOO y UGT, en el Centro de Salud de ‘El Puche’
• La próxima movilización tendrá lugar el próximo martes, día 20, en Torrecárdenas
13 de Octubre de 2020



La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, se ha concentrado esta mañana, junto a CCOO y UGT, para reclamar una sanidad pública con más personal y medios, fundamentalmente en la Atención Primaria. La siguiente movilización tendrá lugar el próximo martes, día 20, en Torrecárdenas.


De esta manera, el sindicato ha explicado que la pandemia ha hecho más visible y evidenciado las carencias existentes desde hace muchos años el sistema público sanitario.
Ante la falta de recursos humanos para su correcto funcionamiento y ante la incapacidad de proteger la dignidad, el control sobre el trabajo y la salud laboral de sus profesionales, que sufren la soledad y el abandono por parte de la Administración, y sufren a su vez la incomprensión por parte de la ciudadanía, de sus servicios y programas, que en muchos casos se traduce en forma de agresiones “a quien menos culpa tiene de la situación” por el simple hecho de estar al pie del cañón. La situación lleva arrastrándose mucho tiempo y a raíz de la pandemia por SARS_CoV-2, se ha agravada de forma exponencial.
Toda esta situación ha llevado a CSIF, ante la pasividad de las Administraciones, la falta de negociación y la situación que están sufriendo los Profesionales de la Sanidad, sintiendo que se tambalea nuestro SNS, a salir a la calle para que se escuche la voz de los trabajadores.
Por todo ello, nos concentramos en defensa de una Sanidad Pública, y la necesidad de una cohesión de nuestro SNS en relación:
Implantación urgente de la reforma necesaria de Atención Primaria adaptada a la situación epidemiológica actual o sucesivas.
Aumento de la financiación del gasto sanitario respecto al PIB acorde a las necesidades y problemas reales que sufre la Atención Primaria alcanzando el 7,2% del PIB y situar a la Atención Primaria en el 25% del total de gasto.
Recuperación del poder adquisitivo perdido.
Creación de un programa dentro de PRL que contemple e incida en los riesgos psicosociales específicos del contexto laboral de Atención Primaria.
Creación de bolsas específicas para profesionales sanitarios de Atención Primaria que se encuentren en la actualidad trabajando el en extranjero para tratar de incentivarlos a través de oferta de empleo estables en el SNS.
Creación de bolsas específicas de las distintas categorías sanitarias para garantizar la cobertura de sustituciones, incidencias, permisos, necesidades de refuerzo, etc. que garantice a las y los profesionales su continuidad laboral sin perdida retributiva.
Que se dimensionen las plantillas a la situación real, de forma que el cálculo del número de pacientes por cupo adscrito contemple el trabajo real que se realiza en Atención Primaria.
Contratación de profesionales para adaptar las plantillas al contexto actual y al aumento de competencias y funciones que conlleva la implantación del Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria, para poder así reducir la sobrecarga asistencial y de tareas administrativas que vienen sufriendo desde hace muchos años.
Dotación de puestos de todas las especialidades y profesio­nes sanitarias y de gestión y servicios, en los EAP.
Que se oferte a todos los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria, que finalizan el periodo de FSE, contratos en los Centros de Salud de al menos dos años de duración.
Sustitución de todas y todos los profesionales que se encuentren en IT, vacaciones, asuntos propios, días solicitados para formación continuada, etc.
Aumentar el número de plazas en la FSE de Medicina Familiar y Comunitaria y Enfermería Familiar y Comunitaria para adaptarse a la necesidad real de falta de profesionales en nuestro país, y así prever y evitar la ausencia de profesionales en las bolsas de empleo de Atención Primaria del SNS, como está ocurriendo actualmente.
Eliminación de la tasa de reposición en las OPE, para alcanzar una tasa de temporalidad en APS inferior al 8%.
Recuperación del dialogo social.