CSIF alerta sobre el riesgo para los carteros y carteras debido al calor y exige que el reparto se limite a la franja horaria más fresca
• El sindicato subraya la penosidad que entraña esta tarea debido a las altas temperaturas y que, además, ahora debe hacerse con la mascarilla obligatoria
• Entienden que debe reforzarse “más que nunca” la contratación de personal
22 de Julio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, sindicato mayoritario en la Función Pública y con presencia creciente en el sector privado, ha subrayado el riesgo que entraña para los carteros y carteras desempeñar su trabajo debido a las altas temperaturas que se soportan estos días en la provincia y hacerlo además portando la mascarilla obligatoria. Por ello, desde el sindicato se exige a la dirección de Correos que el reparto postal se limite a las franjas horarias matutinas de menor calor.
El sindicato ha avisado que estará muy vigilante en relación al cumplimiento de las medidas de prevención contra las altas temperaturas entre el personal de Correos, y ha insistido en que labores de reparto deben concentrarse en las horas de menos calor, al tiempo que ha señalado además que las oficinas y centros de trabajo deben contar con una climatización adecuada.
Ante las altas temperaturas que actualmente se están registrando, deben limitarse las tareas pesadas que requieran un gasto energético elevado, y deben adaptarse las funciones más duras a las horas de menos calor. En esta línea, CSIF ha destacado especialmente el trabajo de los carteros y carteras, por la “penosidad” que entraña en esta época del año “y que se ve agravado además por la preceptiva mascarilla, que es absolutamente necesaria, pero indudablemente comporta mayor dificultad para estos profesionales en su día a día”.
“Acudir a pisos altos sin ascensor para entregar certificados, subir cuestas en las que hay que empujar el carro o cargar y descargar paquetes” son algunos de los ejemplos que pueden ilustrar “la crónica diaria de un cartero o cartera”, según ha manifestado la central sindical.
Ante esta situación, CSIF pide a los carteros adaptar el ritmo de trabajo a las circunstancias y recuerda a la empresa que “éste no es un verano al uso y que deberían, más que nunca, reforzarse las contrataciones para hacer frente a la situación”. Desde el sindicato reivindican “que no se atosigue a nadie porque este trabajo va más allá de salir a andar a la calle y se trata de una actividad con picos muy altos cada día”.
Cartelería con recomendaciones
En este sentido, CSIF ha explicado que ha editado cartelería con recomendaciones al respecto y ha indicado que sus delegados estarán muy vigilantes para que se cumpla la normativa que existe al respecto.
Además, desde la central sindical se demanda a la dirección de la entidad pública postal la mayor flexibilidad posible en la organización del trabajo, de manera que se minimicen los riesgos para la plantilla.