CSIF exige garantías de seguridad y flexibilidad para la incorporación del profesorado a los centros tras el periodo lectivo
• El sindicato demanda que las instrucciones de la Consejería recojan explícitamente las tareas para las que se requiere presencialidad y que se garanticen las medidas higiénico sanitarias que deben cumplirse
• Aboga por un regreso de los docentes para tareas que exijan de forma ineludible su presencia y como apoyo a los equipos directivos, que están sobrecargados
17 de Junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, ha defendido este martes en la Mesa Sectorial de Educación que la incorporación del personal docente a los centros educativos a partir de que finalice el periodo lectivo se realice con garantías de seguridad sanitaria y de forma flexible y escalonada, para atender tareas que requieran de la presencia ineludible del profesorado, y como apoyo a los equipos directivos, que actualmente soportan una importante sobrecarga.


El sector de Educación de CSIF ha señalado que la central sindical se opondría a una vuelta generalizada del profesorado una vez que concluya el periodo lectivo a los centros educativos, pero sí es partidaria del regreso presencial del personal docente que sea “estrictamente necesario para atender determinadas cuestiones inaplazables y urgentes”, preservando siempre a los colectivos vulnerables y a los profesionales que tengan personas dependientes y menores de 14 años a su cargo, según ha explicado.
“La presencia de más efectivos en los centros aliviaría además la carga que soportan actualmente los equipos directivos, cuya labor está siendo ingente, asumiendo tareas que no les corresponden y que exceden claramente sus competencias e incluso su capacitación”, ha recordado el sindicato, que ha subrayado que “si bien es cierto que vamos a entrar en una nueva normalidad, la emergencia sanitaria sigue existiendo”.
Ante ello, CSIF Educación ha pedido en la Mesa Sectorial que “la Administración educativa asuma su responsabilidad en materia de prevención de riesgos laborales y queden solventadas todas las medidas de prevención, protección y salud que deben adoptarse”. De hecho, el sindicato exige que las instrucciones de la Consejería de Educación y Deportes recojan de manera explícita las medidas higiénico sanitarias precisas que deben cumplirse, y que no están reflejadas en el borrador.
Asimismo, CSIF exige “que dichas instrucciones sean lo más claras posibles, de manera que no puedan ser objeto de lecturas arbitrarias, sobre todo en lo que se refiere a las actividades para las que se requiere presencialidad, y aquéllas que pueden desarrollarse a distancia”.
En este sentido, CSIF se ha referido a las reuniones de claustro, que en algunos institutos de enseñanza Secundaria (IES) pueden llegar a congregar hasta un centenar de docentes. En este tipo de casos no habría posibilidad de contar con espacios en los que pudiera asegurarse la separación necesaria interpersonal para garantizar la seguridad. Por ello, “debe quedar meridianamente claro en las instrucciones cuáles son las actividades que exigen presencialidad del personal docente, para que prime ante todo la seguridad y salud del profesorado”, ha precisado el sindicato.
CSIF valora el compromiso de la Administración para efectuar test masivos de COVID-19 al personal docente, para cuya realización las distintas delegaciones territoriales de Educación y Salud están actualmente coordinándose, según ha informado la Administración en la reunión de la Mesa Sectorial.

Una labor “invisible” que no debe quedar en el olvido
De cara a la “nueva normalidad” y la futura incorporación del personal docente a los centros educativos, el sindicato ha querido poner en valor la entrega y profesionalidad de la que ha hecho gala el profesorado trabajando a distancia, con sus propios medios, con un esfuerzo enorme y con muchísimas horas de dedicación durante este tiempo de confinamiento”.
“Esa labor, que en muchas ocasiones ha sido y es invisible, y que incluso le ha conllevado al profesorado críticas simplistas al considerarse que no estaba trabajando, hay que reconocerla y no puede quedar en el olvido”, ha concluido la central sindical.