CSIF exige a la Junta EPI y test rápidos para las plantillas de las entidades locales
• La central sindical entiende que no se puede cargar a las corporaciones locales con la adquisición individual de equipos para proteger a sus trabajadores, ya que no tienen capacidad para ello en muchos casos
• El sindicato insta a la Administración andaluza a que sea ella, en el ejercicio de sus competencias, la que facilite a los ayuntamientos el acceso a dichos medios
14 de Abril de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, ha solicitado a la Consejería de Salud y Familias que tome las medidas oportunas para poner a disposición de las entidades locales de Andalucía los materiales de protección necesarios para las distintas categorías profesionales de las plantillas municipales, así como test de detección rápida del Covid-19 para garantizar la seguridad de los trabajadores y trabajadoras municipales y de la ciudadanía a la que atienden. En el caso particular de la provincia de Almería, los efectivos pueden rondar en torno a los 8.000 entre ayuntamientos y Diputación Provincial.


En esta línea, CSIF recalca que es la Junta de Andalucía la encargada de dicho suministro, “sin obviar la posibilidad de colaboración que se pudiera establecer con las entidades locales que así lo consideraran oportuno”. “Estamos solicitando a las entidades locales que provean a su personal de estos medios --tanto equipos de protección individual (EPI) como test rápidos--, pero no se nos escapa que ha de ser la Junta de Andalucía la que, en el ejercicio de sus competencias, facilite la adquisición y disposición de ese material”, subrayan desde el sindicato.
“Los trabajadores y trabajadoras de todos estos organismos públicos vienen desempeñando sus funciones de Seguridad -Policía Local y Bomberos- Desinfección, Servicios Sociales, Limpieza, Información, Vigilancia, Administración y Gestión, expuestos a un alto riesgo de contagio por el virus al no contar con Equipos de Protección Individual (EPI´s) de vías respiratorias/gotas/contacto adecuados y suficientes”, puntualizan.
“Es urgente, por lo tanto, dotar de material de protección necesario y realizar las pruebas o test rápidos del Covid-19 a estos profesionales, dado que se trata de una medida vital para frenar los contagios, que desgraciadamente siguen en aumento a causa de una deficiente inversión en prevención y salud por parte de la administración, tal y como ha señalado la Organización Mundial de la Salud en sus orientaciones técnicas para controlar la pandemia”.
“Desde CSIF somos conscientes de la dificultad que para muchos de estos ayuntamientos supone el acceder a la compra individual de estos elementos”, explican al tiempo que recuerda que la Junta de Andalucía, en una instrucción firmada el pasado 1 de abril reconoce que “actualmente la Junta de Andalucía es competente, como autoridad sanitaria en nuestra comunidad, del suministro de material de protección a la propia administración autonómica y a aquellas entidades o instituciones cuyas circunstancias presenten una situación manifiesta de especial incidencia de contagio del COVID-19”.
Asimismo, según orden SND/271/2020, “la Junta de Andalucía es la autoridad competente en el suministro de EPIs para la gestión y recogida de residuos, una vez sean subsanadas las acuciantes necesidades de protección en el ámbito sanitario y sociosanitario.” y, sin embargo, “se deja bajo la responsabilidad de los ayuntamientos la compra de ese material”.