CSIF exige a la Junta instrucciones más precisas para que todo su personal, salvo el de servicios esenciales, se quede en casa
El sindicato, mayoritario en Junta de Andalucía, pide a la Administración autonómica “mayor determinación” en la gestión del Covid-19 para priorizar la protección de la salud de los empleados públicos, cuya presencia debe reducirse al mínimo imprescindible
18 de Marzo de 2020
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, exige a la Junta de Andalucía que, todos las empleadas y empleados públicos que trabajen dentro de la administración autonómica y que no pertenezcan a servicios esenciales, permanezcan confinados en sus casas hasta que acabe esta situación excepcional. El objetivo es el de “contener lo antes posible el COVID-19 y colaborar así con el personal que está luchando en primera línea contra este virus y poniendo sus vidas en peligro, así como con aquellos trabajadores que garantizan la seguridad en estos momentos”.

El Sector de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) en CSIF, que es el sindicato más representativo en esta administración, ha reclamado este miércoles, día 18, a la Junta andaluza “una mayor determinación en su actuación y la elaboración de unas instrucciones más precisas, por responsabilidad social, para que todos los centros dependientes de ella reduzcan en lo posible la permanencia de empleados en sus puestos habituales, poniendo al alcance de su personal, cuando sea posible, instrumentos para el teletrabajo”.
“El hecho de que haya centros directivos que tengan trabajando a personal que no esté desempeñando un servicio esencial para la ciudadanía, o para el funcionamiento imprescindible de la propia Administración, es una imprudencia que va en contra de todos aquellos magníficos profesionales que se están jugando la vida por los demás y que no ayuda a contener las posibilidades de contagio y expansión del COVID-19”, se ha señalado desde el Sector de AGJA de CSIF Andalucía.
“Hay mucho en juego y lo que no se puede permitir es que por parte de algunas direcciones de centros se incumplan las instrucciones dadas tanto por la Secretaría General para la Administración Pública como por el mismo consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior”, apuntan.
Según la central sindical, “en el momento actual se aprecian órdenes contradictorias contra dichas instrucciones en sedes administrativas, como por ejemplo en museos o residencias de tiempo libre, donde se determinan servicios esenciales que van en contra de las disposiciones acordadas por la Junta de Andalucía, y por tanto la Secretaría General para la Administración Pública debería ordenar el cierre definitivo de dichos centros”.
Registros telemáticos
“Al mismo tiempo, en un mundo donde se apuesta por las nuevas tecnologías, es un sinsentido el que, en esta situación y después de que se hayan suspendido los plazos en la mayoría de los procedimientos administrativos, haya registros presenciales cuando se puede usar el telemático para asuntos urgentes”, mantiene el Sector AGJA de CSIF.
Finalmente, en relación con la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) por parte de las empresas andaluzas que se acogen a las medidas decretadas por el Gobierno de la Nación, CSIF considera que también se podrían presentar de forma telemática para “evitar concentrar número importante de personal funcionario a sus centros de trabajo cuando ya se encontraban cumpliendo la cuarentena, lo que supone ponerlos en un mayor riesgo de contagio”.