CSIF tacha el nuevo decreto de escolarización en Andalucía de “ataque a la enseñanza pública”
• El sindicato condena que la modificación se haga sin contar con la comunidad educativa y no descarta emprender movilizaciones si la norma supone reducir unidades en la pública
18 de Febrero de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en Andalucía, ha puesto de manifiesto su firme desacuerdo con la modificación del decreto de escolarización aprobado ayer por el Consejo de Gobierno, realizada sin contar con el sentir de la comunidad educativa. A juicio del sindicato, se trata de una medida que supone un “ataque en toda regla a la enseñanza pública”.


De este modo, el sector de Educación del sindicato considera que “no se entiende que introduzcan estas modificaciones de calado, máxime cuando el Consejo Escolar de Andalucía, máximo órgano de representación de toda la comunidad educativa, se ha expresado de forma mayoritaria en contra de algunas de las modificaciones introducidas por decreto”.
Igualmente, CSIF recuerda que “las aportaciones que se han hecho en la Mesa Sectorial de Educación tampoco han sido atendidas”, ya que en dicho órgano “se ha expresado que bajo ningún concepto se iba a producir ninguna minoración de unidades de la escuela pública”.
Para el sindicato, resulta incongruente que una Administración educativa que mantiene que la actual normativa en materia de escolarización atiende a un 93% de las familias de manera satisfactoria, pretenda introducir modificaciones de calado como las planteadas. En este sentido CSIF no descarta emprender movilizaciones en el caso de que la aplicación del nuevo decreto suponga destrucción de unidades en la escuela pública.
Según traslada CSIF, esta situación “beneficiaría” a una veintena de centros concertados en la provincia, quince de ellos de la capital y el resto repartidos entre Berja, Roquetas y El Ejido. “Esta medida contribuye a fomentar la creación de “guetos”, fundamentalmente en determinados barrios de la capital, de hecho, reiteramos nuestra enorme preocupación, como ya hicimos en mayo de 2019, por la previsión de la pérdida de unas 300 plazas en el primer año de Educación Infantil en la provincia”, señala Juan Francisco Caballero, responsable provincial del sector de Educación de CSIF.
“No vamos a consentir que el Ejecutivo andaluz omita la negociación y no escuche a la comunidad educativa”, ha subrayado Caballero. “La modificación que plantean, con presencia de un centro concertado por zona, rompería el principio de cercanía y además daría lugar a una serie de ajustes que reducirían en todas las zonas unidades de la enseñanza pública”. Por todo ello, desde CSIF apuestan porque se mantenga el statu quo en las zonas de escolarización y no se vea atacada, una vez más, la enseñanza pública.
Desde CSIF exigen que no se proceda al cierre de ninguna unidad en la enseñanza pública dado que “el proceso de escolarización nunca debe utilizarse para reducir unidades en la escuela pública”.