CSIF valora la Proposición de Ley para bioclimatizar los centros educativos pero subraya la urgencia de su entrada en vigor
• Según el sindicato, en Andalucía hay 3.928 centros y muchos de ellos no cumplen con la normativa vigente en términos de ahorro energético, de seguridad y de salud
• Exige que los planes de bioclimatización sean responsabilidad de las delegaciones de Educación
02 de Julio de 2019

CSIF valora la Proposición de Ley para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y el uso de energías renovables, comentada en comparecencia parlamentaria, pero exige que entre en vigor lo antes posible. Desde el sector de Educación del sindicato han recordado en la Comisión de Educación del Parlamento de Andalucía el lema que recoge la urgencia de la mejora que necesitan los centros educativos “queremos estudiar en aulas, no en saunas”.


En este sentido, el sindicato ha subrayado que, según datos de la Junta de Andalucía, “en los últimos años se han llevado a cabo mejoras en cuestiones de climatización en 213 centros, lo que supone solamente el 5,4% de los 3.928 centros escolares andaluces”. Por otro lado, CSIF considera más razonable que la presentación de los planes bioclimáticos específicos de cada centro los realice las delegaciones territoriales de Educación y no el dicho centro.
Además, el sector de Educación resalta que esta situación es “una cuestión de cumplimiento de la normativa europea y española, en concreto, con las directivas que marcan que el objetivo a alcanzar es el del edificio de consumo de energía casi nulo, y con el Real Decreto 486/1997 de 14 de abril que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo”.
CSIF señala que el Consejo Escolar “sea oído y pueda realizar propuestas en la gestión sostenible energética de éstos, pero no debe ser a quien corresponda la aprobación de las propuestas que se realicen por su carácter eminentemente técnico. Queremos ser parte activa del proceso mediante una participación en todas sus fases a través de la Mesa Sectorial de Educación”, indican desde el sindicato, desde donde también se mostró el apoyo “por la bioclimatización de los centros educativos, favoreciendo con ello la calidad de vida de todas las personas que desarrollan su actividad. Pero deben ser los técnicos los que hagan el estudio y la planificación”.
Por último, CSIF se congratula de “la voluntad para llegar a un acuerdo parlamentario que permita una planificación y una financiación adecuadas con el fin de que los centros tengan una buena climatización para que el proceso educativo se lleve a cabo con garantías de calidad y se respeten las normas de prevención de riesgos laborales para con los trabajadores”.