El fin de la campaña agrícola lastra los datos del paro y el turismo no es suficiente para salvar el mes de junio en la provincia, según CSIF
• La “paralización agraria” sitúa a Almería a la cabeza del paro de las provincias españolas
• El sindicato considera prioritario fomentar políticas de empleo que incentiven la industria auxiliar agrícola y minimizar la precariedad de las nuevas contrataciones de todos los sectores
02 de Julio de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, hace balance de los datos presentados hoy del pasado mes de junio por el Servicio Público de Empleo Estatal y lamenta que sea de las pocas provincias españolas donde se incrementa el número de parados, además repitiendo dinámica al mes de junio de 2018, con un incremento de desempleados en el sector Servicios (1417), donde se acoge el personal del manipulado, y del agrícola (400). Para el sindicato, esto se traduce al excesivo peso que la campaña agrícola tiene en la economía de la provincia, por lo que su finalización se traduce, mayoritariamente, en un aumento de 1.447 parados más.


En esta misma línea, CSIF reconoce que, pese a que las condiciones laborales del sector turístico están marcadas por su temporalidad, tampoco esta casuística salva los malos datos de empleo que se producen en la época estival. La “paralización agraria” vuelve a poner de manifiesto, a juicio del sindicato, la enorme polarización productiva de la provincia pese al dato positivo en la creación de puestos de trabajo en el colectivo “sin empleo anterior” (265) o las “tímidas cifras” de Industria (15) o Construcción (90).
Así, el sindicato reitera la necesidad de cambiar y potenciar la economía almeriense desde su base, con políticas que incentiven la inversión y las políticas de empleo vinculadas, por ejemplo, a la industria auxiliar agrícola o al I+D del agro almeriense. Además, insiste en la puesta en marcha de medidas, por parte de todas las administraciones, que contribuyan a minimizar la precariedad y temporalidad de las nuevas contrataciones en todos y cada uno de los sectores productivos.
En el ámbito autonómico, CSIF exige “la puesta en marcha de políticas públicas que se dirijan al incremento de inversiones públicas y a un mayor esfuerzo en la mejora de del tejido productivo mediante la búsqueda e implantación de industria que cree más empleo y de mejor calidad”. El sindicato pone de relieve que de los 410.266 realizados en Andalucía, 18.503 fueron indefinidos, es decir, “solo un 4,5% del total”. En contraposición, el número de contratos de carácter temporal “sigue siendo excesivo”, 391.763, lo que supone un 94,4% del total.