CSIF no participa, por décimo año consecutivo, en la festividad del Día de la Merced
• El sindicato considera que el colectivo de trabajadores de Instituciones Penitenciarias sigue siendo uno de los grandes maltratados por la Administración General del Estado
• Estiman que el Acebuche cuenta con una falta de personal que ronda los cien efectivos
24 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, no participa, por décimo año consecutivo, en los actos de conmemoración del Día de la Merced, patrona de los trabajadores de Instituciones Penitenciarias, ya que considera que no hay nada que celebrar y que este colectivo de profesionales sigue siendo uno de los grandes maltratados por parte de la Administración General del Estado. De hecho, en Almería, el sindicato reitera la acuciante falta de personal en la prisión de El Acebuche que ronda los cien trabajadores.


En esta línea, CSIF considera que no se protegen los intereses de los empleados públicos de la Institución debido, entre otros aspectos, a la pasividad de los responsables de la misma ante las injurias, calumnias o amenazas de las que son víctimas estos trabajadores, pese a que el Código Deontológico del Personal Penitenciario recoge la obligación de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias de defender al colectivo. Según explica José Hernández, responsable provincial del Sector de Administración General del Estado, “esta inacción está perjudicando gravemente a la imagen de estos profesionales y dañando la confianza de la ciudadanía en esta institución”.
Así, el sindicato también denuncia la falta de compromiso y la inactividad de la Administración ante el aumento de gravísimas y brutales agresiones a los trabajadores en el ejercicio de sus funciones. “Hay aún suspendido un Protocolo frente a las agresiones que sigue pendiente de ser desarrollado en mucho de sus aspectos”, puntualiza Hernández quien añade que también es más que insuficiente la Oferta de Empleo Público de 2018 en este ámbito.
Otro de los motivos por los que el sindicato se ha negado a celebrar el Día de la Merced es la ralentización de las Mesas de Negociación de carácter retributivo de cara a los Presupuestos Generales de 2019, sin olvidar la pérdida de tiempo en dilaciones que obstaculizan cualquier avance en la mejora de condiciones retributivas de los profesionales penitenciarios.
En resumen, desde CSIF ponen de manifiesto la deficiente gestión de los responsables de la Institución, la cual perjudica gravemente a los empleados públicos quienes con su esfuerzo, responsabilidad y competencia profesional han hecho posible el cumplimiento de la importante labor encomendada a la Administración Penitenciaria.