CSIF denuncia la desigualdad salarial de un 25% de media entre los empleados públicos de la Administración General del Estado y los del resto de las Comunidades Autónomas
• En la provincia de Almería esta diferencia retributiva afecta a 1.690 trabajadores
• Las cantidades oscilan entre los 1.000 y los 21.600 euros dependiendo de la categoría profesional y de la región
01 de Febrero de 2018

“A igual trabajo, mismo salario”. Bajo esta reivindicación la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, se ha concentrado esta mañana para exigir al Gobierno central la equiparación salarial entre los empleados públicos de la Administración General del Estado con el resto de Comunidades Autónomas. Según los datos presentados por el sindicato, estas diferencias retributivas afectan a 1.690 trabajadores de la Administración central en la provincia de Almería.



En concreto, CSIF apunta a desigualdades de un 25 por ciento de media en materia de remuneración que comprenden desde los 1.000 euros que percibe un personal laboral en labores de mantenimiento y servicios a los 21.600 que cobra un funcionario A1, titulado superior, respecto al País Vasco, por ejemplo.
En esta línea, a juicio del sindicato, la Administración General del Estado ha sido especialmente rigurosa, en los periodos de crisis económica, con el cumplimiento de criterios de gasto para mantener los objetivos de déficit. Esta tesitura ha supuesto un desfase adicional a la crisis económica que ha repercutido en la retribución de estos trabajadores que, tal y como precisa CSIF, debe compensarse de forma paulatina.
Así, tras un estudio efectuado por el sindicato, CSIF exige la necesidad de retomar las negociaciones en materia salarial incluyendo en los próximos presupuestos una partida de 200 millones de euros para iniciar esa homologación retributiva de los empleados públicos de AGE con el de resto de regiones. De esta manera, el sindicato insta al Gobierno a negociar este reparto en la Mesa General de Negociación AGE, atendiendo con ello aquellos puestos que presentan las mayores diferencias económicas.
Por último, recordar que CSIF ha puesto en marcha esta campaña reivindicativa dirigiéndose a los partidos políticos, grupos parlamentarios, así como a los ministros de Hacienda y Función Pública e Interior para solucionar de una vez este agravio comparativo entre empleados públicos, exigiendo la equiparación salarial.