CSIF Almería denuncia las graves deficiencias sanitarias y la situación de abandono que sufren los profesionales por parte del SAS
El sindicato exige a la Administración que, para mantener la calidad asistencial y universal, aumente las contrataciones y mejore las infraestructuras
23 de Diciembre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, denuncia las graves deficiencias sanitarias que existen en la provincia y la situación de abandono que sufren los profesionales por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS), tras haber realizado un análisis global del sistema sanitario almeriense. En el informe posterior, el Sector de Sanidad del sindicato señala como principales problemas la falta de personal que existe de forma generalizada para garantizar la calidad asistencial y universal, la desatención a los sanitarios por parte de la Administración, los numerosos recortes en los servicios y escasez de infraestructuras.


"El SAS tiene que ser consciente de que para ofrecer la calidad asistencial de la que presume tiene que permitir la contratación de personal eventual y aumentar las plantillas fijas. Eso en cuanto al personal, pero en instalaciones también queda mucho por hacer: en Torrecárdenas los aparcamientos están en muy mal estado, en el hospital Cruz Roja se han cerrado dos plantas y para poder reanudar las obras del Hospital Materno Infantil, paralizado en 2011, la Junta ha tenido que indemnizar a la empresa con 1,9 millones de euros y renegociar los 4 millones que le adeuda a la constructora”, explica Antonio Moreno, responsable del Sector de Sanidad de CSIF Almería.

En esta línea, desde CSIF Almería quieren destacar el esfuerzo y sacrificio de los empleados públicos del SAS, que son “los que verdaderamente sacan adelante el trabajo en beneficio de todos los ciudadanos, a pesar de que en los últimos tiempos han visto cómo les han arrebatado gran parte de sus derechos”. Así, desde la Central Sindical piden a los servicios centrales del SAS que la provincia de Almería deje de estar en la periferia de sus inversiones, así como que se tenga en cuenta a la hora de realizar inversiones reales de actualización de medios, también en el aumento de las plantillas de profesionales para dar una mejor cobertura a la población y en la mejora de las infraestructuras para que ésta no tenga que depender ni de otras provincias o comunidades ni de la sanidad privada para ofrecer una calidad asistencial.