CSIF considera que el comienzo de curso se inicia con una deficiencia de 700 docentes
El sindicato señala que con esta cifra se garantizarían unos mínimos de calidad para el inicio de este periodo 2016-2017
09 de Septiembre de 2016

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, considera que se necesitan al menos 700 docentes más en la provincia de Almería para garantizar unos mínimos de calidad en el inicio del curso 2016-2017 que se producirá la próxima semana. Según el sindicato, este comienzo se va a llevar a cabo con los decretos de recortes en vigor, lo que va a ocasionar que otro curso más no se van a cubrir las bajas inferiores a 15 días, las ratios serán elevadas en un gran número de centros, las horas lectivas en Secundaria seguirán siendo 20 y que al profesorado se le seguirá castigando cuando se encuentre en situaciones de incapacidad transitoria.


Sobre las coberturas, al carácter restrictivo de la norma, se le suma el actual modelo limitativo y hace caer la responsabilidad sobre los equipos directivos, por lo que CSIF ha pedido un cambio que garantice la cobertura de todas las bajas y la aplicación de las excepciones de la Ley de Presupuestos.

Por otro lado, el sindicato denuncia que la implantación del segundo idioma en Primaria, francés en general, se ha realizado de forma desastrosa, con una mala planificación y sin los recursos necesarios. El Sector de Educación ya denunció en la Mesa Sectorial este hecho y la Consejería hizo oídos sordos con el resultado de unos 800 interinos de Primaria que este año no han sido contratados en la comunidad autonóma.

En lo referente a los datos de profesorado del cuerpo de Maestros en el global andaluz, en el curso 2015/2016 se les adjudicó destino a 3.851 interinos (este año se incorporaron al sistema mil funcionarios en prácticas) y para el curso 2016/17 el número de interinos que ha obtenido destino es de 3.938, siendo cero el número de funcionarios en prácticas, por lo que se han contratado 913 docentes menos para este curso escolar.

Sobre los recortes, siguen produciéndose. Los centros educativos bilingües han visto cómo se les han quitado las horas para elaboración de materiales y algunos profesores de Pedagogía Terapéutica están in itinere. Asimismo, en Secundaria se han publicado unas instrucciones que incrementan la ratio grupo de alumnos/profesor en las guardias y en los recreos para, con la total oposición sindical, intentar resolver el problema de las 25 horas como máximo en el horario regular. Además, los institutos harán un trabajo adicional para adaptar las programaciones a los nuevos currículos publicados en pleno verano.

En resumen, para CSIF el sistema educativo andaluz está carente de una auténtica planificación a medio y largo plazo y sigue aquejado de graves problemas de financiación, lo que sumado a la situación política y al debate sobre la implantación de la LOMCE, genera muchas incertidumbres que son negativas para el desarrollo de la educación en Andalucía.