CSIF Andalucía se ofrece a la nueva consejera de Salud para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores sanitarios
13 de Septiembre de 2013

El Sector de Sanidad le da un voto de confianza a la nueva consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, aunque le advierte que estará alerta ante cualquier ataque a la Sanidad Pública Andaluza

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Andalucía le da un voto de confianza a la nueva consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, deseándole los mayores logros durante su mandato. El Sector de Sanidad de CSIF Andalucía valora positivamente la experiencia y la capacidad negociadora de la nueva Consejera, por lo que le traslada su disponibilidad para la colaboración, la negociación y el acuerdo con el objetivo de conseguir una sanidad pública de calidad.

No obstante, CSIF Andalucía exige que la nueva Consejera cese con la unificación de centros sanitarios, acabe con las desigualdades entre el personal del servicio andaluz y retome la carrera profesional de casi 40.000 trabajadores que no se ven beneficiados. Para ello debería elaborar un plan de recuperación de las retribuciones del personal tan perjudicado por la consejería.

De igual modo, CSIF Andalucía solicita la recuperación de la pérdida de casi 8.000 puestos de trabajo, que acabe con la precariedad en el empleo del Servicio Andaluz de Salud tras las medidas de ajuste que se produjeron en el pasado.

Asimismo, el Sector de Sanidad de CSIF Andalucía le pide que facilite los concursos de traslados y la Oferta de Empleo Público según la normativa vigente y que lleve a cabo políticas de sostenimiento y mantenimiento con el objetivo de conseguir un Sistema Sanitario Público de calidad estimulando a los profesionales que son los que realmente luchan por ello.

En este sentido, CSIF Andalucía se ofrece al diálogo con la nueva Consejera dando su apoyo y colaborando siempre y cuando exista una comunicación activa en todo lo relacionado a la Sanidad Pública Andaluza para lograr un beneficio o mejora asistencial y que los trabajadores no sean otra vez los grandes perjudicados, aunque le advierte que, como primera fuerza multiprofesional de la Sanidad Andaluza, estará alerta ante cualquier ataque a la Sanidad Pública o a los trabajadores sanitarios.