EL 65% DEL PROFESORADO NO TIENE SUFICIENTE FORMACIÓN PARA USAR LA PIZARRA DIGITAL EN EL AULA.
14 de Noviembre de 2011

La encuesta “Los docentes y las TICs”, realizada por el sector de la enseñanza de CSI•F de Andalucía pone en evidencia el importante déficit de formación con el que se está poniendo en marcha la denomina Escuela 2.0

La Consejería de Educación de Andalucía ha instalado ya 12.654 aulas digitales en colegios e institutos, equipadas con pizarra electrónica, cañón de proyección. Además, en total más de 400.000 alumnos y docentes de 5º y 6º de Primaria y de 1º y2º de ESO disponen durante este curso de ordenadores portátiles para su uso.

Pues bien, después de haber realizado esta inversión, resulta sorprendente que el 65% del profesorado considere que no está suficientemente preparado para usar la pizarra digital en el aula. Este es uno de los datos que arroja la encuesta realizada por el sector de la enseñanza de CSI•F de Andalucía, sindicato mayoritario de la enseñanza pública andaluza, que ha contado con la respuesta de más de 1100 maestros y profesores andaluces.

Déficit de formación docente que hipotecan el futuro de la Escuela 2.0, último programa estrella de la Consejería de Educación, como demuestra la importante inversión realizada, asegura Francisco Hidalgo, presidente del sector de enseñanza de CSI•F de Andalucía, quien asegura que “no sólo hay que comprar equipos, también hay que formar a los docentes para que los usen en el aula”.

En este sentido, la encuesta también detecta que sólo el 20% del profesorado considera que posee un nivel avanzado de informática, siendo el nivel de usuario el que más maestros y profesores aseguran tener, un 60%, y nivel básico el 18%.

Especialmente clarificador es el porcentaje de profesores que asegura haber recibido la formación que posee en informática a través de la Administración Educativa, sólo un 28%, frente al 71% que ha recibido la formación que tiene por canales privados. En este contexto, no sorprende que el 46% del profesorado opine que la oferta formativa de la Administración Educativa es regular y casi el 29% insuficiente, frente al 22 % que la valora como buena.

Además, la consulta refleja que para el 77% de los docentes andaluces, las nuevas tecnologías facilitan el aprendizaje del alumnado, mientras sólo el 18% opinan que no lo facilita. También es notorio que para el 63% del profesorado las nuevas tecnologías no mejoran las calificaciones de los alumnos,” atribuyéndole, por tanto, una función motivadora importante pero dejando claro que los buenos resultados académicos tienen mucho que ver con el esfuerzo personal, el entorno socioeconómico y el compromiso familiar”, concluye Francisco Hidalgo.