CSIF y ACAIP-UGT protestan por las condiciones de los trabajadores de prisiones y piden el reconocimiento como agentes de la autoridad
Ambos sindicatos han llevado a cabo una concentración esta mañana ante la Subdelegación del Gobierno de Alicante
03 de Diciembre de 2021

Los sindicatos CSIF y ACAIP-UGT han realizado esta mañana una concentración ante la Subdelegación del Gobierno de Alicante para protestar por la situación de los empleados públicos de instituciones penitenciarias.

Una situación ante la que Javier Tovar, presidente provincial de CSIF en Alicante, ha manifestado que “pedimos principalmente el reconocimiento como agentes de la autoridad de los trabajadores de prisiones para que nuestro trabajo sea en las condiciones adecuadas para las funciones que desempeñamos”. Una medida a la que el presidente provincial de CSIF ha añadido también la petición de “un aumento de plantilla, tanto en personal de vigilancia como en personal sanitario, los cuales son muy deficitarios en las prisiones de la provincia”.

La movilización de esta mañana ha sido convocada en defensa del servicio público de prisiones y de las mejoras laborales justas que desde hace años se vienen negando de forma sistemática y que tienen que ver con una situación de total y absoluto abandono y falta de respeto por parte de los dirigentes del Ministerio del Interior y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que han negado sistemáticamente cualquier posibilidad de diálogo y negociación, llegando al punto de que a lo largo de los últimos seis años, en los que ha estado el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste Castillejo, no ha existido ningún tipo de negociación real y efectiva.

La concentración en nuestra provincia se justifica además por la criminalización de los trabajadores por parte de Instituciones Penitenciarias por el caso Villena, sin que hasta la fecha se haya asumido ningún tipo de responsabilidad política por el desarrollo de este incidente.

Ante ello, desde CSIF se consideran necesarias también las dimisiones del ministro del Interior, del secretario general de Instituciones Penitenciarias y del director de la cárcel de Villena, “ya que han corrido mucho cuando supuestamente agredieron, aunque luego se demostró que era mentira, a un mando intermedio de la prisión, mientras que cuando hay alguna agresión a un funcionario no tienen esa celeridad que han tenido ahora”, ha añadido Javier Tovar.