La Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Alicante denuncian el incumplimiento de las promesas del alcalde
Convocan una concentración como medida de protesta para el 25 de noviembre
16 de Noviembre de 2021

La Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Alicante, de los que forman parte CSIF junto a FESEP, SEP, UGT-FSP y CCOO, quieren manifestar lo siguiente:

El pasado 10 de mayo de 2019, a dos semanas de las elecciones, el equipo de gobierno municipal, nos ofreció la firma de un acuerdo donde el Alcalde, Luis Barcala, se comprometía a dar respuesta a algunas de las principales demandas de los empleados municipales (Puesta en marcha de la carrera profesional en 2019 para todo el personal, el incremento del factor de festividad, la creación de un complemento para el personal perteneciente al grupo OAP que ocupa plazas del grupo C” y la creación de un complemento para el personal que sigue ocupando plaza de oficial de Policía Local C1 haciendo funciones de B).

Es cierto que podía considerarse un acto electoralista, si lo es, es más, reunía todos los requisitos para ello, pero los sindicatos del Ayuntamiento, en aquel momento, no dudamos de la buena fe del Alcalde de Alicante. Evidentemente, ahora, cuando ya han pasado más de dos años y medio desde la firma del compromiso y no se ha cumplido ninguno de los acuerdos firmados, salvo el de la Policía Local y no por voluntad, sino por sentencia judicial, no podemos decir lo mismo. Hay que destacar que fue el Alcalde quien nos puso el acuerdo encima de la mesa, con las cantidades, tiempos, condiciones, etc., que él proponía y se comprometía a cumplir.

Y llegaron las elecciones municipales y Luis Barcala, siguió siendo Alcalde de Alicante. Toda la parte social y los empleados del Ayuntamiento de Alicante, esperábamos el cumplimiento de lo firmado, pero mira por donde, llegan los retrasos, los informes en contra del Interventor y las excusas.

Con motivo de estos incumplimientos, los sindicatos municipales iniciamos las movilizaciones a principio de 2020, y nos trasladaron que “no existía disponibilidad presupuestaria para poner en marcha la mayoría de esas medidas”. Curioso dato, pues en 2019 el Alcalde la había presupuestado en algo más de 200.000 €, así como con cantidades similares para en 2020 y 2021. Partidas presupuestarias que nunca se han ejecutado para tal fin.

En un pleno municipal celebrado en el mes de enero de 2020, el Concejal de Recursos Humanos tras ser preguntado por la oposición municipal, volvía a incidir en la falta de disponibilidad presupuestaria, al no estar aprobado el presupuesto municipal para ese año, aunque aseveraba y, citamos literalmente: "la carrera profesional quedará implantada este año en el Ayuntamiento de Alicante”, intervención que fue enviada vía mail a todos los correos corporativos de este Ayuntamiento.

Y terminó el año 2020 y comenzó el 2021 y cuando estamos a punto de finalizar el año ha llegado el momento de decir: !Basta ya¡. Hemos sido engañados por la máxima autoridad municipal, no en una ocasión, si no, como se puede comprobar, en más de una. No hemos cesado en pedir medidas tendentes al cumplimiento de los acuerdos firmados, pero siempre hemos recibido la misma respuesta: la culpa es del Interventor y de Subdelegación de Gobierno.

Llegados a este punto, la Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Alicante, han decidido por unanimidad realizar una serie de asambleas informativas al efecto, no siendo autorizadas las de brigadas y la de Puerta Ferrisa, así como convocar una concentración en la Plaza del Ayuntamiento el próximo día 25 de noviembre de 10:30 horas a 12:00 horas, para que puedan acudir todos los empleados del Ayuntamiento en su media hora del almuerzo a manifestarle a nuestro Alcalde, que estamos hartos de los engaños y las excusas. Que poder es querer.

Si mal esta firmar un Acuerdo que no contaba con los dictámenes preceptivos que avalasen su cumplimiento, peor está dejar pasar un año tras otro, sin aportar ni una sola propuesta, encaminada a la viabilidad del Acuerdo y sin recibir, ni tan siquiera a los órganos de representación de los empleados/as públicos.