CSIF denuncia que la sobrecarga de trabajo en la UCI del Hospital de San Juan lleva a trabajar en situaciones límite
29 de Octubre de 2021

El sindicato CSIF ha presentado un escrito en Registro del Departamento de Salud de San Juan de Alicante en el que se alerta y denuncia sobre la sobrecarga de trabajo en el servicio de UCI. En dicho escrito se ponen en conocimiento de las autoridades sanitarias que los trabajadores de dicho servicio se encuentran sometidos a una carga asistencial importante dado el aumento de camas ocupadas en la UCI, las complicaciones y gravedad de los pacientes, la aparición de nuevas patologías, las nuevas técnicas adquiridas, los nuevos protocolos de actuación exigidos, el uso de abundante material técnico y especifico que requieren una adquisición de conocimientos y habilidades constantes en técnicas cada vez más numerosas y particulares de esta unidad.

Todo ello, tal y como se indica en el escrito citado, conlleva trabajar en ocasiones en situaciones límite y se hace fundamental e imprescindible disponer de unas garantías para poder trabajar en óptimas condiciones.

Desde CSIF se destaca que este servicio se mantuvo cubierto con solvencia mediante los conocidos "contratos covid" durante los meses más críticos de la pandemia, pero fueron posteriormente, en el mes de agosto de este año, derivados a distintos servicios y sustituidos de forma precaria en los momentos puntuales necesarios para garantizar la calidad asistencial en un área de servicio sanitario tan sensible como lo es el servicio de UCI, de cuyo aumento en la presión asistencial se tienen previsiones que ya se están dejando notar.

CSIF indica también en su escrito que el personal "covid", con mayor experiencia en el servido de UCI, destinado a los diferentes servicios, se muestra favorable a la recolocación en dicho servicio para cubrir esta demanda asistencial.

Ante ello, se solicita la actuación inmediata del Comité de Seguridad y Salud tomando las medidas pertinentes y necesarias para subsanar las deficiencias observadas, entre ellas:

1. Realizar la evaluación de riesgos laborales y seguridad del paciente ante la sobrecarga de trabajo que existe en el servicio de UCI, para determinar las cargas de trabajo a las que están sometidos los diferentes profesionales de esta unidad (médicos, enfermeras, TCAE, celadores, personal de administración y de limpieza), para así adecuar la plantilla necesaria que se ajuste a las necesidades actuales.

2. Evitar la itinerancia del personal entrenado a unidades ajenas al servicio de UCI.

3. Dar estabilidad y contemplar el aumento de plantilla en este Servicio.

Junto al citado escrito sobre la UCI, CSIF ha presentado otro en el que se denuncia y ponen de manifiesto los problemas que se van a originar a causa de la finalización de los contratos de acúmulo de tareas el próximo 31 de diciembre.

Así, se indica que esta finalización de contratos va a dejar al descubierto las carencias de carácter estructural en la plantilla de personal, con lo que se van a tensionar aún más las plantillas existentes compuestas por personal ya muy castigado por el sobre esfuerzo realizado durante la pandemia. Algo que, a juicio del sindicato, va a tener un evidente impacto negativo en la calidad asistencial y la atención a los usuarios y pacientes.

Ante ello, desde CSIF se solicita que se mantengan estos contratos de acúmulos de tareas mientas se procede a la tramitación urgente de creación de plazas de carácter estructural.