CSIF avisa a Sanitat que el cambio del Servicio de Emergencias “pone en riesgo a los ciudadanos de Alicante y Castellón”
El sindicato presenta alegaciones a la reorganización en las que alerta de la saturación del CICU y pide más personal
20 de Mayo de 2021
Fernando García, presidente de CSIF Sanidad provincia de Valencia

CSIF ha presentado hoy una batería de alegaciones al borrador del proyecto de decreto del Consell que cambia la estructura y organización del Servicio de Emergencias Sanitarias. Ese proyecto conlleva una centralización en Valencia que “aleja la coordinación de emergencias de Castellón y Alicante” y que, tal como avisa el sindicato en su escrito, “pone en riesgo la vida y la salud de los ciudadanos de estas provincias”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que en la actualidad “el Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias de la Comunidad Valenciana está descentralizado por provincias”. En este sentido, advierte de que “las particulares de cada provincia no deben gestionarse –tal como pretende Conselleria- desde un centro coordinador único, ya que esto supondría una pérdida de tiempo por desconocimiento de orografía de la provincia, planes de trabajo o recursos asistenciales”.

El sindicato, en el mismo documento, también alerta del volumen de trabajo que soporta el CICU, como centro de información y coordinación de urgencias. En el escrito señala que “desde hace años el número de llamadas sanitarias está teniendo un crecimiento desmesurado”. Entre 2010 y 2019 creció por el aumento de visitantes y “durante la pandemia los centros de salud se han colapsado y esto ha provocado que el CICU tuviera que dar respuesta a la avalancha de llamadas”.

CSIF, ante esta tesitura, además de mantener la descentralización actual por provincias “para proporcionar una asistencia más efectiva el estar el servicio más cerca de los usuarios”, propone en sus alegaciones un refuerzo de plantillas en el periodo estival, una ampliación de las unidades del SAMU que atienden 12 horas para incrementar esa atención a 24 o la recuperación del helicóptero en Valencia como opción aérea para emergencias y que no tenga que depender de Alicante o Castellón. Del mismo modo reclama “un ajuste a la normativa en prevención de riesgos de todas las bases de SAMU, con cuartos para limpieza de material y aparataje, duchas, aseos…”.

La central sindical aporta una serie de mejoras en sus alegaciones, como una revisión del sistema de prioridades en el 112, un incremento de la plantilla de médicos, enfermeros y locutores, cambios en los protocolos de triaje para optimizar al máximo la operatividad de este servicio y, desde luego, que “las particularidades de cada provincia no se gestionen desde un centro coordinador único”.