CSIF denuncia la merma en la plantilla de la cárcel de Fontcalent por la imposición a los trabajadores de coger ahora los días de vacaciones que restan del año pasado
La situación se ve agravada por el elevado número de bajas a causa de la COVID-19
21 de Enero de 2021

El sindicato CSIF quiere denunciar la merma de la plantilla del Centro Penitenciario de Fontcalent debido a que desde la Dirección se está obligando a los trabajadores a coger ahora los días de vacaciones que les restaban del año pasado. Una situación en la que se encuentran la mayoría de los funcionarios debido a que durante el estado de alarma se suspendieron las vacaciones y permisos.

La falta de trabajadores en cada turno se ve agravada además por el hecho de las numerosas bajas a causa de la COVID-19 que se suman a las que se producen por otros motivos. De este modo, en la actualidad hay 17 trabajadores de baja afectados por COVID o cuarentena.

La situación ha llegado a tal extremo que el pasado lunes en uno de los módulos había solo dos funcionarios y en otro, el mas conflictivo, el numero 4, había uno.

Ante tal situación, desde el sindicato se ha solicitado a Instituciones Penitenciarias que se amplíe el plazo para el disfrute de los días de vacaciones que restan del año pasado, sin haberse obtenido respuesta aún a esta petición.

Además, desde CSIF se ha solicitado también que dado que las instituciones penitenciarias están consideradas como un servicio esencial se debe administrar la vacuna contra la COVID-19 a sus trabajadores a la mayor celeridad posible.