Una sentencia a causa de una demanda interpuesta por CSIF declara nulo el cese del inspector de la Policía Local de Santa Pola en 2018
28 de Octubre de 2020

El sindicato CSIF quiere informar de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 1 de Elche ha dictado sentencia condenatoria contra el Ayuntamiento de Santa Pola, tras la demanda interpuesta por este sindicato, por medio de la cual declara nulo el Decreto nº 783/2019 firmado por el entonces teniente de alcalde, Ignacio Soler, en el que se cesaba al inspector de la Policía Local, Rodrigo Martínez Villagrasa. La citada sentencia indica que los hechos motivadores del cese no respondían a criterios racionales y ordena que en un plazo máximo de tres meses devuelva al inspector a su plaza debiendo abonarle los sueldos dejados de percibir más los intereses legales de demora.

Como se recordará, los hechos que motivaron la denuncia de CSIF se remontan a diciembre de 2018 mientras el citado inspector se encontraba de vacaciones. En ese momento, el Gobierno municipal liderado por la socialista Yolanda Seva tomó la decisión de cesarlo, aludiendo en palabras del entonces concejal de Personal y Policía, el socialista Antonio Pomares, a que “…era una vergüenza y un incumplimiento de sus obligaciones…; que tenía que hacer las memorias técnicas cuando él se las pedía porque era su obligación…”.

El citado cese fue el detonante de la primera y única manifestación de la Policía Local de la historia de Santa Pola como protesta por el cese y para poner de manifiesto las constantes interferencias (expedientes, denuncias, etc) que el colectivo venía sufriendo. Situación que desembocó en que se incoase un expediente de revisión del nombramiento de otro funcionario en vez de buscar soluciones efectivas al problema, lo que, lejos de calmar la tensión generada por el problema, supuso incrementar aún más el malestar entre el colectivo.

Desde CSIF se quiere destacar que estos hechos que finalmente se ha demostrado que no se ajustaban a derecho sometieron al funcionario cesado a una inmerecida situación de escarnio público y cercenaron sus derechos por negarse a extralimitarse en sus funciones.

Asimismo, desde el sindicato se quiere instar al ex teniente de alcalde firmante del decreto anulado a que pida perdón públicamente al inspector y a su familia y a que diga de qué manera se piensa responsabilizar de su actuación.

En cuanto a las afirmaciones de la ex alcaldesa en las que trató de teñir de sospechas las reivindicaciones policiales, desde CSIF se le quiere recordar que la Policía Local defendió que este funcionario actuó en todo momento de a cuerdo a la legalidad, no cediendo a las pretensiones de lo que se entiende respondía únicamente a caprichos políticos del equipo de Gobierno del que Yolanda Seva fue la máxima responsable.

Por último, desde CSIF se quiere recordar que el cese del inspector de la Policía Local fue apoyado por UGT, sindicato liderado por entonces en la Policía Local por el chófer-escolta de la ex alcaldesa socialista. Todo ello ante la oposición y el asombro de la totalidad del resto de sindicatos.