CSIF denuncia que la Unidad de Madres del Centro Penitenciario de Fontcalent se ha puesto en marcha detrayendo personal del resto del centro
22 de Octubre de 2020

El Centro Penitenciario de Fontcalent de Alicante ha abierto la Unidad de Madres con el ingreso de cuatro madres internas y cinco niños menores de tres años de edad procedentes de otros centros.

La puesta en funcionamiento de esta Unidad se ha llevado a cabo desoyendo todas las reivindicaciones que desde el sindicato CSIF se han realizado en demanda de los medios humanos necesarios para atender con suficiencia un departamento de estas peculiares características.

Desde CSIF se ha reclamado personal especializado como técnicos de Jardín de Infancia, pedagogos, psicólogos, educadores, profesionales sanitarios y funcionarios de vigilancia.

Unas demandas que han sido deficientemente atendidas y a pesar de lo cual se ha llevado a cabo la apertura de la citada Unidad utilizando los servicios propios del Centro Penitenciario, con la consiguiente merma en la atención a los internos recluidos en la prisión.

La apertura, a juicio de CSIF, precipitada de esta nueva dependencia ha originado ya una reducción en los servicios de vigilancia interior del centro penitenciario, puesto que se están detrayendo efectivos para atender esta nueva unidad. Esto origina un déficit en la vigilancia y en la atención a los reclusos, máxime si consideramos que la relación de puestos de trabajo está muy por debajo de la necesidad real de personal.

El inicio ayer del funcionamiento de la Unidad ha originado diversas distorsiones en el funcionamiento, y eso que son solo cuatro internas.

Si no se dota de personal suficiente para atender las necesidades de la Unidad cuando se alcance la máxima capacidad y haya internas de todo tipo (yihadistas, terroristas, etc), la atención a los menores va a ser muy compleja y casi con toda seguridad deficiente.

Desde CSIF se considera precipitada la apertura de esta Unidad y máxime en la situación actual de COVID 19, es por lo que reclamamos que se la dote de personal suficiente para su funcionamiento de la manera más autónoma posible.