CSIF denuncia la improvisación de Sanidad a la hora de planificar la atención sanitario durante el verano
No hay planes de vacaciones, hay desinformación sobre la disponibilidad de recursos y la provincia de Alicante carece de un plan de contingencia y actuación ante posibles rebrotes con la llegada masiva de turistas
19 de Junio de 2020

El sindicato CSIF quiere denunciar la improvisación y desinformación con la que se está afrontando desde la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública la gestión del personal sanitario, toda vez que a fecha de hoy la incertidumbre es la nota dominante entre unos trabajadores que aún no saben cuándo podrán disfrutar de sus días de descanso este verano.

A ello hay que sumar que Sanidad no tiene claro cuáles serán los refuerzos para el verano, a pesar de haber anunciado el plan de refuerzos y contrataciones, ni si los centros de salud abrirán por las tardes este año en época estival.

Así las cosas, los profesionales de Sanidad están exhaustos tras el gran esfuerzo realizado durante la pandemia y no saben todavía cómo se van a organizar la vacaciones estivales y su merecidísimo descanso.

En el Hospital General Universitario de Alicante aún no hay plan de vacaciones y los refuerzos con los que se cuenta son los contratados para afrontar la pandemia. La situación en Urgencias es crítica por la falta de personal en su plantilla y por la no incorporación de los nuevos residentes.

Desde CSIF se quiere llamar la atención sobre lo peligroso de esta situación de improvisación, ya que en breve habrá movilidad total para los ciudadanos españoles y la afluencia a los destinos turísticos de costa de la provincia de Alicante será muy elevada.

Una recepción de visitantes nacionales a los que se sumarán los extranjeros y que a este paso se va a afrontar sin un plan claro de contingencia para poder hacer frente a posibles rebrotes de contagios por el coronavirus y sin saber con qué efectivos humanos se cuenta ni en qué momentos puede disponerse de ellos.

La planificación de disponibilidad de la plantilla para los meses de vacaciones es una medida dirigida tanto a los trabajadores como a garantizar la seguridad y salud de la población y no hacerlo es actuar con la misma falta de criterio que nos ha llevado a padecer los efectos de la pandemia de la forma tan catastrófica que todos ya conocemos.