Primer trabajador de Instituciones Penitenciarias fallecido a causa del coronavirus
El fallecido, de 66 años, trabajaba en el Centro Penitenciario de Fontcalent
29 de Marzo de 2020

Un trabajador de Instituciones Penitenciarias en el Centro Penitenciario de Foncalent (Alicante) de 66 años ha fallecido hoy a causa del coronavirus. Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, enviamos nuestro más sentido pésame a los familiares y amigos de nuestro compañero.
El trabajador, que se encontraba en situación de 2ª actividad (destinados a mayores de 57 años y con 25 años de experiencia en puestos de contacto directo con los presos) en el Centro Penitenciario de Foncalent, dejó su trabajo en la oficina de tratamiento el pasado lunes al no encontrarse bien. Desgraciadamente, esta situación se agravó con el paso de los días hasta su fallecimiento esta mañana.
Desde CSIF Prisiones denunciamos que, a pesar de ser personal esencial, los trabajadores no cuentan con los equipos de protección suficientes y no se les están haciendo las pruebas del Covid 19, lo que puede contribuir a la posible expansión del virus por las cárceles españolas. Así sucedió en el caso de nuestro compañero fallecido, al que tampoco le hicieron la prueba, aunque los sanitarios que le atendieron apreciaron claramente los síntomas compatibles con el Coronavirus.

Denunciamos, además, que sigue sin llegar el material de protección necesario para que los trabajadores penitenciarios hagan su labor esencial sin contagiarse entre ellos y que impida su propagación por el interior de las cárceles.
CSIF ha registrado esta semana una queja al Defensor del Pueblo solicitando su amparo ante la situación de indefensión de la población reclusa y del personal de Instituciones Penitenciarias por la falta de medidas.
Además, junto al resto de sindicatos representativos en Prisiones, hemos presentado una denuncia contra Instituciones Penitencias ante la Inspección de Trabajo por la ausencia de protección en las cárceles.
Dicho incumplimiento se manifiesta en que se obliga al personal sanitario (facultativos, enfermería y auxiliares de enfermería) y al personal de vigilancia en contacto directo con la población interna, a prestar servicio sin los equipos de protección individual adecuada para trabajar en condiciones de seguridad y salud.