CSIF denuncia que a la falta de material de protección para el personal sanitario se suma la falta de información sobre su disponibilidad
Las gerencias de los diferentes departamentos de Salud en Alicante no contestan ni a una sola de las peticiones del sindicato en este sentido
25 de Marzo de 2020

El sindicato CSIF quiere denunciar que los diferentes departamentos de Salud de la provincia de Alicante no solo presentan una injustificable falta de materiales de protección para el personal sanitario que está luchando contra la pandemia del COVID-19 sino que, además, desde sus gerencias no se están atendiendo las peticiones de información que está realizando CSIF sobre disponibilidad de este material.

Esta falta de material contrasta enormemente con las manifestaciones de ayer de la consellera en las que indicaba que sí se disponía del mismo y estamos viendo un día sí y otro también que nuestros compañeros sanitarios están teniendo que afrentar su trabajo con medios de protección caseros y artesanales hechos por ellos mismos.

Estamos viviendo situaciones como la que ha provocado que en el Hospital de la Vega Baja nuestro delegado sindical haya dirigido un escrito ante Gerencia y al Comité de Seguridad y Salud Laboral para que se implanten estas medidas. Según se indica en el escrito se estaba limitando el uso de las mascarillas o recomendando su no uso a los sanitarios cuando no hay pacientes respiratorios. Recordamos que actualmente todos podemos ser vectores de propagación del virus.

También en otros departamentos como el Hospital General de Elche, donde por nota interna del gerente recomendando el uso de mascarillas quirúrgicas para su uso, menciona que “la duración prevista para el uso de la mascarilla es de una semana, a no ser que se haya salpicadura o contaminación evidente”.

En el departamento de San Juan, en instrucciones dadas el 20 de marzo, solo se menciona que los profesionales se deben colocar la mascarilla quirúrgica durante el contacto con pacientes que presentan clínica respiratoria (no sospechosa de coronavirus). Algo inadecuado, ya que no resulta posible saber qué paciente o profesional puede ser portador de este virus.