CSIF denuncia la alarmante falta de materiales de protección para el personal sanitario de la provincia
Es intolerable que en una situación como la actual los profesionales no sean una prioridad para la Administración
20 de Marzo de 2020

El sindicato CSIF quiere expresar su profunda preocupación por la falta de material de protección para los profesionales sanitarios y por las diferentes formas de implantar las medidas de protección por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus que está teniendo la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.

Desde CSIF queremos denunciar la falta de directrices y recomendaciones uniformes en todos los departamentos en relación con el uso de los EPIS para la protección de los trabajadores de la sanidad contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

En estos momentos de gran importancia para la prevención de la infección por el coronavirus, y tras haberse decretado el Estado de Alarma en España, necesitamos que se tracen unas líneas rojas infranqueables, que aún con la excusa de la "escasez de recursos materiales" no se puedan saltar.

Contamos desde el Ministerio de Sanidad con un procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus que está en continua revisión en función de la evolución y nueva información de que se disponga. Este procedimiento recomienda el uso adecuado de los elementos de protección y, así, indica específicamente que la protección respiratoria de una mascarilla autofiltrante tipo FFP no debe reutilizarse y debe desecharse tras su uso. En ningún caso los usuarios de las mascarillas deben aplicar medios propios de desinfección, ya que la eficacia del equipo se verá afectada.

Tras recoger la información sobre la situación actual en los distintos departamentos de la provincia en relación a la disponibilidad de los EPIs solicitamos a todos los gerentes de departamentos que suministren mascarillas a todos los profesionales e instrucciones claras y concisas para todos los departamentos.

Hay una evidente necesidad de material y en ocasiones se está limitando su uso, suponemos que ante la escasez del mismo. Solicitamos que todo el personal sanitario y no sanitario debe tener y pueda llevar mascarilla quirúrgica al menos y el personal expuesto a pacientes respiratorios las FFP2 o FFP3. La mascarilla quirúrgica es un elemento barrera que actúa en dos direcciones, de profesional a paciente y de paciente a profesional, pues recordamos que todos podemos ser portadores, incluso de forma asintomática. Estas mascarilla deben llevarse por turno de trabajo, cambiándolas si hay evidencia de contaminación o suciedad, y esto debe ser una línea roja infranqueable.

Estamos viviendo situaciones como la que ha provocado que en el Hospital de la Vega Baja nuestro delegado sindical haya dirigido un escrito ante Gerencia y al Comité de Seguridad y Salud Laboral para que se implanten estas medidas. Según se indica en el escrito se estaba limitando el uso de las mascarillas o recomendando su no uso a los sanitarios cuando no hay pacientes pacientes respiratorios. Recordamos que actualmente todos podemos ser vectores de propagación del virus.

Una situación similar se está padeciendo en el Hospital Marina Baixa, donde nuestros delegados sindicales nos hacen saber que los responsables sanitarios indican a quienes consideran que no deben llevar mascarilla que se la quiten.

También en otros departamentos como el Hospital General de Elche, donde por nota interna del gerente recomendando el uso de mascarillas quirúrgicas para su uso, menciona que “la duración prevista para el uso de la mascarilla es de una semana, a no ser que se haya salpicadura o contaminación evidente”.

En el departamento de San Juan, en instrucciones dadas a fecha de hoy 20 de marzo, solo se menciona que los profesionales se deben colocar la mascarilla quirúrgica durante el contacto con pacientes que presentan clínica respiratoria (no sospechosa de coronavirus). Algo inadecuado, ya que no resulta posible saber qué paciente o profesional puede ser portador de este virus.

Desde CSIF queremos destacar la necesidad de usar los medios de protección adecuados por parte del personal sanitario en todo momento. Es fundamental proteger la salud y la vida de los profesionales que deben atender a los afectados por esta pandemia. Resulta inadmisible que no se esté facilitando el material necesario y adecuado en la medida necesaria para afrontar esta situación.

Sanidad debe tener como principal prioridad dotar de materiales de protección a todos los profesionales sanitarios, tanto en hospitales como en centros de salud y para aquellos que realizan visitas domiciliarias.