La Justicia anula la oferta de empleo del Ayuntamiento de Benissa que convocaba dos plazas de oficial y una de inspector de la Policía Local
Tras la demanda interpuesta por la sección sindical de CSIF en dicho consistorio
17 de Enero de 2019

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Alicante ha anulado, tras la denuncia interpuesta por la sección sindical del CSIF en el Ayuntamiento de Benissa, el acuerdo de aprobación de la oferta pública de empleo general para el ejercicio 2017, aprobado por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Benissa, en la sesión ordinaria celebrada el 31 de octubre de 2017, a través del cual se ofertaron las siguientes plazas: dos plazas de oficial, una de inspector y otra de agente de la Policía Local de Benissa.

La sentencia supone un importante varapalo para el alcalde de la localidad, Abel Cardona, sobre todo teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones municipales previstas para el mes de mayo.

Desde la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Benissa queremos recordar que nuestro sindicato ya advirtió en su día al alcalde de que esto iba a suceder y por ello le solicitó que cesarán las oposiciones que estaba poniendo en marcha, puesto que en el caso de perder el juicio todo procedimiento sería declarado nulo de pleno derecho, como ha sido el caso.

Sin embargo, Abel Cardona no quiso atender a las indicaciones de la sección sindical de CSIF en el Consistorio ni a las de los miembros de la oposición de que esto podía suceder y mantuvo su postura de seguir adelante con el proceso de las plazas citadas.

El resultado es que el citado juzgado no solo ha anulado la oferta de empleo público, sino que ha condenado al Ayuntamiento a pagar las costas (además de sus abogados y procuradores), dándose además una pésima imagen del Ayuntamiento al que la propia sentencia califica como “oscurantista” y “obstruccionista” por su actitud con nuestro sindicato y con el propio Síndic de Greuges.

Oscurantista y obstruccionista

Tal y como indica la sentencia al aludir a la respuesta consistorial a la demanda, “Ello pone de manifiesto una actuación oscurantista por parte del Ayuntamiento, no solo respecto al sindicato recurrente, sino también incluso respecto al propio Defensor del Pueblo autonómico valenciano, respecto del cual el Ayuntamiento de Benisa se ha permitido no contestar a los distintos requerimientos, tal y como acredita el Sindicato recurrente con la documentación aportada en el acto de la vista (y unida a su ramo de prueba), que pone de manifiesto una actitud obstruccionista del Ayuntamiento, y que -en efecto- el mismo no ha informado al sindicato recurrente, y se ha permitido escatimar de manera reiterada la información solicitada al propio Defensor del pueblo autonómico valenciano, pese a ser advertida por este órgano estatutario de la posibilidad de estar cometiendo una ilegalidad”.

Llama, por tanto, poderosamente la atención, el hecho de que la propia Justicia tache de oscurantista y obstruccionista al que el 10 de enero de 2017 en su toma de posesión del cargo se proclamaba como el alcalde la transparencia.

Mucho han cambiado las cosas desde entonces, con compañeros de Policía Local de baja por presiones políticas, otros que se han tenido que marchar incluso pidiendo destinos en otros municipios, compañeros del Ayuntamiento de baja por presiones políticas, denuncias ganadas contra el Ayuntamiento por acoso laboral, y un largo etc, todo ello a causa de la “buena gestión y transparencia política” de este Ayuntamiento.

Por todo ello, desde la sección sindical de CSIF en Benissa solicitamos nuevamente al alcalde que recapacite, que deje de lado su ego, que acate la sentencia y no la recurra, puesto que generaría más gasto al Ayuntamiento (en abogados procuradores y costas) y que paralice las oposiciones y las anule cumpliendo con la sentencia. Y que después de todo ello apruebe una oferta de empleo ajustada a la legalidad, con transparencia y no como la actual.