La prevención de riesgos como eje del trabajo
15 de Diciembre de 2014

La desorbitada tasa de paro y el consiguiente drama que sufren millones de españoles desempleados han dejado en un segundo lugar la prevención de riesgos. Esa pérdida de protagonismo no significa que empresas y empleados tengan que descuidar la seguridad laboral. Al contrario, en un mercado internacional que exige especialización, profesionalidad y eficiencia para competir, los trabajadores han de disponer de un entorno adecuado para desarrollar su tarea en las condiciones necesarias para ofrecer un servicio o un producto de la máxima calidad.

Un factor fundamental para prevenir riesgos laborales lo constituye el estudio del entorno, del espacio y de las condiciones en las que la persona lleva a cabo su labor profesional. También para mejorar la eficacia de la que hablábamos. Está claro que un juzgado en el que se apilan los expedientes en el suelo, un cuerpo de policía que tarda lustros en renovar el deteriorado material de sus agentes o un docente que ha desgañitarse cada día para formar a los 40 alumnos que se hacinan en su aula no suponen los mejores ejemplos de entorno laboral adecuado.

Con la finalidad de revertir esas y otras muchas situaciones del día a día de millones de trabajadores, el sindicato CSI·F creó, en 1999, los Premios de Investigación y Estudios en Prevención de Riesgos Laborales. En las 16 ediciones que se alcanzarán en la gala del próximo 18 de diciembre, expertos en diferentes materias han presentado numerosos proyectos. A lo largo de estos años la central sindical ha premiado trabajos que abordaban propuestas relativas a la reducción de riesgos laborales en centros docentes, en la Policía Local de Valencia, sobre adaptación de habitaciones hospitalarias durante la movilización de enfermos, de barandillas de protección en obras de construcción o referentes a prevención en galerías de servicio urbanas o en empresas del sector siderometalúrgico.

Con la simple enunciación de algunos de los proyectos galardonados podemos comprobar la amplitud de ámbitos que abarcan los Premios de Investigación y Estudios en Prevención de Riesgos Laborales. En aquel año 1999, en los estertores del siglo XX, constituyó una experiencia pionera su organización. Ahora, ya introducidos plenamente en el siglo XXI, este certamen se encuentra totalmente vigente y consolidado como referente nacional. Desde nuestro punto de vista, tan importante resulta encontrar trabajo como luego desempeñarlo en las condiciones adecuadas.

Artículo de Daniel Matoses, presidente autonómico de CSI·F, publicado en el diario ABC
Pincha este enlace para leerlo en su edición digital

Ver Galería