Malos datos del paro en un mercado laboral precario y estacional
-El sindicato critica la ineficacia de los planes de empleo para evitar las importantes fluctuaciones del mercado laboral y para poner fin a la creciente contratación temporal
05 de Noviembre de 2018

El número de parados subió en 5.609 personas el pasado mes de octubre, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, situando la cifra total de desempleados en la región en 172.162 personas.

Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Castilla-La Mancha adolece de un Plan de Empleo capaz de acabar con la estacionalidad, y es que tras la campaña de la vendimia vuelve a aumentar el número de desempleados. No en vano, agricultura, con 4.902 parados más en el mes de octubre, lidera la destrucción de empleo en la comunidad autónoma.

La importancia del sector agrario en la comunidad autónoma redunda en la estacionalidad, pero la Central Sindical critica que otros sectores productivos carecen de la fuerza necesaria para sostener la habitual pérdida de empleos durante el mes de octubre. Así, el sector servicios (952 parados más), con el fin del periodo vacacional, e industria (446), también han contado con números negativos, mientras que la construcción ha sido la única capaz de generar empleo con 287 puestos de trabajo creados. Además, esta dependencia a la agricultura provoca enormes diferencias provinciales de acuerdo a la dependencia a este ámbito de producción: Ciudad Real lidera el aumento del paro (2.797 desempleados más), seguido por Toledo (1.332), Albacete (968) y Cuenca (642), mientras que Guadalajara ha sido la única provincia en la que ha bajado el paro (-130 desempleados).

En Castilla-La Mancha se firmaron 99.461 contratos en octubre a pesar de la destrucción de empleo, un 93% de los mismos de carácter temporal. Un mercado laboral volátil, inestable y tremendamente precario que necesita un cambio de modelo.