CSIF espera un cambio de modelo para generar empleo de larga duración
-La Central Sindical valora la bajada del número de desempleados, pero incide en la estacionalidad, el aumento del paro femenino y la contratación temporal como factores negativos
02 de Octubre de 2018

Castilla-La Mancha ha liderado la creación de empleo a nivel nacional en septiembre con la bajada de 5.196 desempleados según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, lo que sitúa el número de parados en 166.553 personas.

Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) esta bajada se positiva, aunque hay que seguir incidiendo en los aspectos negativos que presenta el mercado laboral de la región. Castilla-La Mancha es la sexta comunidad con mayor número de desempleados por detrás de Andalucía, Cataluña, Valencia, Madrid y Canarias, además de que las diferencias son notables dentro del propio territorio autonómico: Ciudad Real lidera la bajada con 3.087 desempleados menos, seguido por Toledo (-1.662), mientras que en Cuenca (-402) y en Albacete (-236) el descenso no ha sido tan significativo e incluso en Guadalajara ha subido (191).

Así pues, el crecimiento no es homogéneo debido a la estacionalidad, dependiente del sector agrario y la campaña de vendimia con la creación de 3.406 puestos de trabajo, a lo que se superpone el aumento de la contratación temporal hasta situarse en el 93,4%. Asimismo, el paro femenino (65%) ha subido un punto porcentual respecto al mes de agosto.

CSIF espera que no vuelva a repetirse el comportamiento de 2017 cuando Castilla-La Mancha se situó en septiembre como la segunda comunidad en la que más creció el empleo, pero en octubre aumentó el paro en 4.949 personas. La Central Sindical reclama la creación de empleo de calidad y de larga duración que sirva para acabar con la precariedad y el mercado laboral de dientes de sierra de la región que impide estabilidad.