CSIF, en desacuerdo con la propuesta de Acuerdo de los Empleados Públicos de la región
-La Central Sindical espera que el Gobierno regional recapacite e incluya mejoras para recuperar derechos y recortes salariales
18 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) muestra su desacuerdo a la propuesta de Acuerdo de la Mesa General de los Empleados Públicos de Castilla-La Mancha presentada hoy por el Gobierno regional. CSIF avanza que no suscribirá dicho Acuerdo hasta que no se vean reflejadas mejoras como subidas salariales suficientes, fondos adicionales para modificar complementos, recuperación del Plan de Acción Social, reducción del horario lectivo en Educación o la carrera profesional en el Sescam, entre otros puntos.

La Central Sindical ha presentado sus propuestas y espera que el Ejecutivo regional, que se ha comprometido a responder mañana, recapacite e implante las mejoras que necesita la Función Pública en Castilla-La Mancha. El regreso de la jornada laboral de 35 horas, el fin de las bajas por la incapacidad laboral y la subida del 2,25% son objetivos que pueden quedar plasmados en el Acuerdo, pero CSIF considera que tras años de recortes se tornan ahora insuficientes.

El Acuerdo de la Mesa General de los Empleados Públicos de Castilla-La Mancha, de 1 de febrero de 2016, no fue suscrito por CSIF al ser considerado no sólo insuficiente, sino que además ha incidido en los recortes planteados por el anterior Ejecutivo regional con subidas salariales, un 0,5% planteada para 2019, que han supuesto una pérdida salarial acumulada del 16,5% para los empleados públicos. El borrador presentado esta mañana no sólo es claramente insuficiente en el terreno económico, sino que siguen sin abordarse la merma de derechos provocados por la Ley 1/2012 del Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, conocida como 'Ley Cospedal' y que sigue sin ser derogada.

El objetivo de la Central Sindical es seguir la senda marcada para el II Acuerdo de Mejora del Empleo Público, firmado con el Gobierno central en marzo del presente año, desde la recuperación de la jornada laboral de 35 horas, pasando por las subidas salariales, hasta el fin de las penalizaciones por las bajas causadas por incapacidad temporal. No obstante, su aplicación y desarrollo depende de la voluntad de las diferentes comunidades autónomas y CSIF confía en que el Ejecutivo regional muestre un compromiso real y verdadero por la Función Pública.