CSIF reclama “medidas reales” para apoyar la enseñanza pública de la región
-El sindicato considera “necesario” bajar las horas lectivas y las ratios y tilda de “continuista” el inicio del curso
-La Central Sindical vigilará que el 11% de plazas que se han quedado sin cubrir en Castilla-La Mancha se acumulen en posteriores convocatorias
12 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama “medidas reales” para apoyar la enseñanza pública en Castilla-La Mancha, ante lo que considera un inicio de curso “continuista”.
En rueda de prensa, el presidente regional del Sector de Educación, José Antonio Ranz, ha explicado que “las dos grandes medidas que la Consejería ha puesto en marcha en esta legislatura, ya estaban vigentes en el curso pasado”, haciendo referencia al pago de la nómina de los interinos con vacantes, durante el verano, así como la bajada de las horas lectivas.
Asimismo, ha resaltado, como medidas positivas, la modificación de los estándares de aprendizaje y las mejoras propuestas por CSIF para conciliar la vida laboral y familiar en el ámbito educativo, a través del Plan Concilia
Ranz también ha destacado la Oferta Pública de Empleo (OPE) que apoyó CSIF para sacar a concurso 1.050 plazas del cuerpo de maestros en el año 2019. “Es necesario dar estabilidad a las plantillas de los centros mejorando la atención a la diversidad y volviendo a los parámetros anteriores del profesorado de apoyo de Educación Infantil”.
Según datos recabados por CSIF, los acuerdos alcanzados en las diferentes comunidades autónomas han permitido que en este curso los centros dispongan de un 4,4% más de docentes, gracias a la oferta de empleo público y a la adjudicación de interinos. Sin embargo, este incremento sigue siendo insuficiente y es preciso reforzar las plantillas.

Y es que, en Castilla-La Mancha se han quedado sin adjudicar un 11% de las plazas convocadas, por lo que CSIF vigilará que las mismas sean ofertadas en posteriores convocatorias. Asimismo, se hacen preciso mejoras en el sistema de acceso, con pruebas más objetivas y no eliminatorias, que permitan que todos los opositores sean evaluados en todas las pruebas, valorando conocimientos teóricos y prácticos, así como su capacidad pedagógica.
Aunque la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado la derogación del decreto de recortes y la modificación de algunos aspectos de la LOMCE, estos cambios no van a entrar en vigor en el actual curso escolar y por tanto no se pondrán en marcha soluciones inmediatas a problemas tan graves como el déficit en las plantillas, el exceso de alumnos por aula, la falta de atención individualizada, el exceso de burocracia en los centros… También quedan en el aire cuestiones como las evaluaciones finales de la LOMCE de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, de tal manera que al inicio de curso, los docentes aún no saben cómo se va a dar el título a estos alumnos.
En el aspecto negativo, CSIF se muestra en desacuerdo con el actual Decreto de Plurilingüismo, ya que considera que hay que fomentar el estudio del inglés, pero sin impartir asignaturas en este idioma.
Y, en lo que se refiere a los pilotajes de los exámenes extraordinarios en junio y de la asignatura de Igualdad, se está a la espera de los resultados en el primer caso, mientras en el segundo se reclama que sea regulado por la Consejería, al considerar “incomprensible” que para impartir esta asignatura, en algunos centros se suprima una hora de Lengua.
Preguntado por la situación de la enseñanza concertada, Ranz ha sido categórico “CSIF apuesta por la educación pública porque consideramos que es igualitaria. Pedimos a la Consejería que haga todo lo que le hemos propuesto y, si se lo tiene que quitar del otro sitio, que se lo quite”, ha apostillado.
Según Enrique Cardenal, presidente de CSIF Educación en Toledo, se está dando la circunstancia de que se llenan los colegios concertados y sobran plazas en los públicos, “cuando tendría que ser al revés”.