El aumento de desempleados evidencia la inestabilidad del mercado laboral
CSIF lamenta la subida del número de parados, que viene acompañada por el ascenso de la contratación temporal (92,3%)
04 de Septiembre de 2018

El número de parados aumentó en 1.477 personas en agosto, lo que sitúa el número total de desempleados en 171.749, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que tras el crecimiento producido en el mes de julio, periodo en el que se registraron 2.818 desempleados menos, vuelva a observarse una subida que es consecuencia de un mercado laboral inestable e incapaz de generar empleo de forma continuada. Estos dientes de sierra, con sus fluctuaciones mensuales, son producto de un modelo que no consigue hacer frente a la estacionalidad y que es extensible al resto del territorio nacional, donde se registraron 47.047 parados más tras seis meses consecutivos de bajada.

Por sectores, Construcción (698) y Servicios (645) lideran la subida, mientras que en Agricultura se crearon en agosto 59 puestos de trabajo. Además, ha crecido un 0,9% la contratación temporal hasta situarse en el 92,3% y el paro femenino supone el 64% del total.

Las diferencias también son evidentes en los diferentes territorios de la región: Albacete ha sido la provincia donde más ha aumentado el número de desempleados (826), seguida de Ciudad Real (484), Cuenca (125) y Toledo (75), mientras que Guadalajara ha sido la única provincia en la que ha bajado el paro (-33).

Para CSIF, la justificación de que en la región hay 5.967 parados menos respecto a agosto de 2017 no sirve, ya que la precariedad en forma de contratación temporal genera una enorme inestabilidad que tiene como consecuencia el crecimiento de la pobreza y la desigualdad. El problema de empleo en Castilla-La Mancha es tanto de cantidad como de calidad.