CSIF advierte sobre la precarización del sector público
Castilla-La Mancha cuenta con 22.300 asalariados menos en el ámbito público respecto a 2011 y ha aumentado la contratación temporal y bajado la contratación indefinida
26 de Julio de 2018

​El paro bajó en Castilla-La Mancha en 14.900 personas en el segundo trimestre del año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta situarse en 187.800 el total de desempleados en la región.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) celebra esta bajada del paro, así como el hecho de que Castilla-La Mancha sea una de las comunidades con mayor aumento anual de empleo (3.68%).

No obstante, CSIF pone el punto de mira en el empleo público. La recuperación del sector sigue estando muy lejos de los niveles alcanzados previos a la crisis: Castilla-La Mancha cuenta con 22.300 asalariados menos en el sector público que el segundo trimestre de 2011 (-13%) y se acumulan tres trimestres de bajada.

Además, la contratación indefinida en este ámbito ha caído un 8% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que la contratación temporal ha aumentado un 3,6% en el último trimestre. Esta tendencia también se produce en el sector privado, con una subida de la contratación temporal del 5,2% en el último trimestre, lo que tiene consecuencias negativas en términos de calidad del empleo y capacidad adquisitiva de las familias.

CSIF quiere recalcar la importancia de la Función Pública como motor económico y su fuerte impacto en el Productor Interior Bruto de la región, por lo que pide medidas para evitar la precarización de este sector. Asimismo, la Central Sindical también pide reformas para reducir la tasa de desempleo (19,11%) incentivando la contratación indefinida como paso para conseguir estabilidad en el mercado laboral.

DATOS NACIONALES

La EPA muestra como la ocupación ha crecido en 114.100 empleos en los últimos 12 meses. No obstante, CSIF advierte de que desde 2011, cuando se tocó techo de empleo público, se han perdido 206.900 puestos de trabajo en nuestras administraciones.

Además, los datos analizados por CSIF muestran como el ámbito de la Seguridad Social (fundamental en la gestión de las prestaciones que reciben nuestros ciudadanos), sigue perdiendo empleos al contrario que el resto de nuestras administraciones públicas. En concreto, se han perdido 2.600 empleos en el último trimestre y 4.100 en el último año.

Por otra parte, los datos de la EPA muestran que en el último trimestre se han registrado un total de 440.100 contratos interinos (un 14 por ciento de todo el empleo público), 95.800 por circunstancias de la producción o demanda de servicios públicos y hasta 344.300 para cubrir la ausencia total o parcial de un trabajador.

Tal y como se puede comprobar en las tablas, se trata de la cifra más alta de personal interino de la historia de nuestras administraciones públicas. Solo en este último año, en relación al mismo periodo de 2017, se han realizado 72.900 contratos interinos nuevos.