La calidad del trabajo, una gran asignatura pendiente en la región
-La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) celebra la bajada del número de desempleados, aunque considera necesario tomar medidas para reducir la alta tasa de temporalidad y abordar subidas salariales
04 de Junio de 2018

El paro registrado en Castilla-La Mancha en mayo se situó en 179.233 personas, un total de 5.807 desempleados menos respecto a abril según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) celebra la bajada del número de parados, aunque considera que es el momento de poner el foco de atención en la calidad del empleo generado. No en vano, sólo el 7,6 por ciento de los contratos firmados en mayo fueron indefinidos, lo que supone una acentuación de la temporalidad en el mercado laboral de la región, con un porcentaje de contratación temporal (92,3%) superior a la media nacional (90%).

Asimismo, continúan las diferencias en el acceso al trabajo de las mujeres, que representan el 63,4 por ciento del total de desempleados, y los salarios en la región son los terceros más bajos de toda España, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística, con una media de 20.825 euros, 2.331 euros menos que en el resto del territorio nacional. Además, la diferencia entre hombres y mujeres alcanza los 4.658 euros en Castilla-La Mancha.

Para CSIF no sólo es importante bajar el número de desempleados, sino generar un empleo de calidad que acabe con la cronificación de la precariedad laboral en Castilla-La Mancha.