CSIF reclama acciones para asegurar y mejorar la salud de la mujer trabajadora
-La realización de pruebas diagnósticas y reconocimientos médicos, el aumento de la prevención, la no discriminación por lugar de residencia y la adaptación al puesto del trabajo tras una enfermedad grave, principales reivindicaciones de la Central Sindical con motivo del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer
28 de Mayo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) viene demostrando desde hace mucho tiempo su preocupación por la implantación de unos servicios públicos de calidad y su compromiso con la responsabilidad social y con la salud. Por eso, este 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, el sindicato realizan las siguientes reclamaciones a las Administraciones Públicas:

-Que se garanticen las mismas oportunidades a las mujeres en el tratamiento del cáncer de mama y pruebas diagnósticas sin que exista discriminación alguna por razón de residencia, mutualismo o Régimen de la Seguridad Social al que se pertenezca.
-Que se invierta en promoción de la salud femenina con la recuperación de los reconocimientos ginecológicos en aquellos centros de trabajo donde se eliminaron como consecuencia de la crisis, y se implanten en aquellos que aún no disponen de ellos, como medida preventiva de detección precoz del cáncer de mama, como medida de promoción de la salud, como medida que crea una cultura de prevención para la detección precoz del cáncer de mama y que además reduce costes económicos y faltas de jornadas laborales que también se evitan como consecuencia de la asistencia a las diferentes pruebas que conforman una revisión completa ginecológica.
-Que el Gobierno invierta en programas de promoción de hábitos saludables en el lugar de trabajo en el sector público y privado.
-Que articule, con carácter de urgencia, programas adaptados de regreso al puesto de trabajo en las administraciones públicas y que una vez finalizados los tratamientos o durante el curso de éstos, permitan a las pacientes retomar su profesión pese a haber padecido la enfermedad, ofreciendo la adaptación progresiva del puesto, aplicando, entre otras, medidas como la flexibilidad horaria, el teletrabajo regulado y que sean un referente para el sector privado.