CSIF aboga por la defensa de los interinos docentes de Castilla-La Mancha
El objetivo del sindicato es convertir a los interinos en funcionarios a través de Ofertas de Empleo Público amplias y critica la tergiversación de otras organizaciones
25 de Mayo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) aboga por la defensa en todos los ámbitos de negociación de los docentes interinos de Castilla-La Mancha. La estabilidad de este colectivo, tan maltratado en los últimos siete años, es defendida por CSIF frente a los intentos de otras organizaciones sindicales y agrupaciones por tergiversar y manipular las mejoras alcanzadas.

En febrero de 2017 CSIF recurrió ante los tribunales de la Comunidad Valenciana la obligación de acreditar la lengua valenciana para impartir docencia en esa comunidad, medida apoyada por CCOO, UGT y STE. Los jueces dieron la razón a CSIF. Esta medida conllevaba, y conlleva al observar los admitidos provisionales a las oposiciones de Castilla-La Mancha, que muchos interinos de esta comunidad, y de otras como Cataluña, con igual planteamiento lingüístico, se examinarán en nuestra región. Luego nuestros interinos están discriminados por medidas políticas apoyadas por otras organizaciones sindicales fuera de las fronteras castellano-manchegas.

El 29 de marzo de 2017 CSIF, junto a otros sindicatos de ámbito general y no sectorial, firmó un Acuerdo con el Ministerio de Hacienda para reducir la tasa de interinidad hasta el 8%. Castilla-La Mancha padece un porcentaje del 20% de interinidad, pero en noviembre de 2017 la Consejería de Educación sólo ofertó 932 plazas de Enseñanzas Medias con el apoyo de ANPE. CSIF comunicó a la Administración regional que la oferta debería haber superado las 1.400 plazas.

El 14 de diciembre de 2017 CSIF, junto al resto de sindicatos de la Mesa Sectorial, firmó el actual Acuerdo de interinos, que ha aumentado la puntuación por año académico trabajado y la consideración de que con nueve meses se debía computar como un curso escolar.

En los últimos meses de 2017 y primeros de 2018 se modificó el Real Decreto de Acceso a la Función Pública; ahí CSIF logró que cada curso trabajado se puntuara con 0,7 puntos hasta un máximo de 7 puntos. Pero no fuimos capaces, aunque no dejamos de luchar por ello, de lograr pruebas no eliminatorias. En estas negociaciones se consiguió que hubiera una bola más a elegir a la hora de defender un tema, 5 en Enseñanzas Medias y 3 en Maestros, y que para el 2019 no se modificara el número y enunciado de los temas en el Cuerpo de Maestros.

El 1 de marzo de 2018 se trató en la Mesa Sectorial de Educación la convocatoria de oposiciones de Castilla-La Mancha. En ella CSIF propuso algo que se había logrado el día anterior en Extremadura: ampliar el número de pruebas prácticas entra las que pudiera elegir el opositor. Esta propuesta de CSIF no cayó en saco roto, el resto de sindicatos la aceptó y fue una propuesta conjunta de todas las organizaciones. Sin embargo, en la convocatoria de oposición no se reflejaba este aspecto.

El pasado 9 de marzo se firmó asimismo el II Acuerdo por la Mejora del Empleo Público, que abre la puerta a la reducción del horario lectivo y al aumento de plazas en próximas convocatorias dependiendo de la voluntad política de cada comunidad autónoma. En este sentido, la Audiencia Nacional ha rechazado paralizar las oposiciones docentes tal y como reclamaban diferentes asociaciones, y es que para CSIF la solución no pasa por no convocar, sino consolidar empleo interino a través de Ofertas de Empleo Público amplias.

En CSIF consideramos que la estabilidad del profesorado interino pasa por obtener la condición de funcionario definitivo y para ello son necesarias Ofertas de Empleo amplias y ajustadas a las necesidades reales del sistema educativo. No debemos olvidar que, en España, un tercio de los docentes tiene más de 55 años; sólo nos supera Italia en esta estadística.