El PP avanza a CSIF que el Congreso incluirá una enmienda a los Presupuestos para conceder la jubilación anticipada de la policía local a los 59 años
-Miles de policías locales de toda España se manifestarán mañana para reclamar la extensión de este derecho

-Cinco autobuses procedentes de Castilla-La Mancha viajarán hasta la capital de España para sumarse a la manifestación

-La región cuenta con 209 policías locales con más de 60 años
22 de Mayo de 2018

El Pleno del Congreso de los Diputados incluirá una enmienda de última hora al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 (a través de una disposición adicional) por la que se extiende al colectivo de policía local el derecho a la jubilación anticipada a los 59 años, tal y como ha adelantado el Grupo Parlamentario Popular a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en la Policía Local a nivel nacional.

A la espera de que este anuncio se concrete en la votación de los Presupuestos por el Congreso, CSIF (que en los últimos meses había intensificado la interlocución con el Gobierno y los grupos parlamentarios) se felicita de este anuncio. A nuestro entender, la aprobación del adelanto de la edad de jubilación de los policías locales y autonómicos “no tiene ya marcha atrás”, y espera que el Gobierno desbloquee la situación y lo apruebe “de manera inminente”.

Castilla-La Mancha cuenta con 209 policías locales que tienen más de 60 años; 62 en Toledo; 48 en Albacete; 14 en Cuenca y 8 en Guadalajara. Se trata, por tanto, de una plantilla envejecida que se hace preciso renovar con nuevos efectivos.

En todo caso, CSIF, junto al resto de sindicatos de las dos plataformas sindicales por la jubilación anticipada de los policías locales, se manifestará mañana, 23 de mayo, en Madrid para reclamar al Gobierno este derecho. La manifestación comenzará a las 11,30 horas en la Puerta del Sol.

A esta gran manifestación del miércoles, está previsto que acudan miles de policías locales procedentes de toda España, en una marcha que arrancará de la Puerta del Sol, para reclamar al Gobierno que regule el anticipo de la jubilación para este colectivo hasta los 59 años sin que se les penalice en su futura pensión, con el objetivo de equiparar su situación a la de Policía, Guardia Civil o Bomberos.

CSIF y el resto de organizaciones sindicales tanto de la Plataforma Nacional por el adelanto de la edad de jubilación de las Policías Locales y Autonómicas, como de la Plataforma Social de Policías Locales, han acordado esta medida de presión para exigir al Gobierno que apruebe, de una vez por todas, el decreto de adelanto de la edad de jubilación.

El Grupo Parlamentario del PP y el propio departamento de Cristóbal Montoro ya nos habían trasladado que el informe preceptivo del Ministerio de Hacienda está listo para su envío al Consejo de Ministros, pero consideramos que ya es tiempo de pasar de las palabras a los hechos.

El decreto ya tiene el visto bueno del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y de la Federación Española de Municipios y Provincias(FEMP), además del conjunto de las fuerzas políticas. Ha sido la pasividad del Ministerio que dirige Cristóbal Montoro la que ha llevado a CSIF y al resto de organizaciones a organizar recientemente concentraciones en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno para que se acelere un proceso que está sufriendo un retraso injustificado.

En este sentido, el silencio del Ministerio de Hacienda sobre la jubilación anticipada de los policías locales había supuesto un freno importante para su aprobación definitiva y este departamento está bloqueando la puesta en marcha de la iniciativa a través de un real decreto, al no haber emitido aún el preceptivo informe, pese a que se le requirió para ello hace cuatro meses.

En el informe con el que dio el visto bueno al adelanto de la edad de jubilación el pasado mes de septiembre, la Federación Española de Municipios y Provincias señaló que el Gobierno debe aprobar “con la mayor diligencia y celeridad” un real decreto que contemple la jubilación anticipada de policías locales hasta los 59 años sin penalización en su pensión futura. Esta petición es significativa, teniendo en cuenta que los propios ayuntamientos deberán costear parte del sobrecoste de la cotización