23 de mayo: movilización nacional por la jubilación anticipada de los policías locales
-CSIF reclama al Gobierno que cumpla su compromiso y regule el anticipo de la jubilación en una medida de la que se podrían beneficiar más de 200 policías locales de Castilla-La Mancha
08 de Mayo de 2018

Miles de policías locales procedentes de toda España se manifestarán en Madrid el próximo 23 de mayo para reclamar al Gobierno que regule el anticipo de la jubilación para este colectivo hasta los 59 años, sin que se les penalice en su futura pensión, tal y como ocurre en el caso de Policía, Guardia Civil o Bomberos. La concentración partirá a las 11.30 horas de la Puerta del Sol y culminará frente al Congreso de los Diputados.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario a nivel nacional en la policía local, y el resto de las organizaciones presentes tanto en la Plataforma Nacional por el adelanto de la edad de jubilación de las Policías Locales y Autonómicas, como en la Plataforma Social de Policías Locales, han acordado esta medida de presión ante la inacción del Gobierno.

De esta manera, se hace extensiva la movilización a todas las organizaciones que representan a los Policías Locales y Autonómicos de España para exigir al Gobierno que apruebe, de una vez por todas, el decreto de adelanto de la edad de jubilación, actualmente bloqueado por el Ministerio de Hacienda.

En Castilla-La Mancha, más de 200 policías locales podrían acogerse a la jubilación anticipada.

Se da la circunstancia de que el decreto ya tiene el visto bueno del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), además del conjunto de las fuerzas políticas. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda, casi seis meses después de que le remitieran el proyecto, aún no enviado su informe técnico sobre el mismo al Ministerio de Empleo.

Ha sido la pasividad del Ministerio que dirige Cristóbal Montoro la que ha llevado a CSIF y al resto de organizaciones a organizar durante las últimas semanas concentraciones en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno para que se acelere un proceso que está sufriendo un retraso injustificado. Resulta inexplicable, injustificable e inaudito que el ministro de Hacienda, después de casi seis meses, aún no haya emitido el informe para que el expediente pase al Consejo de Estado.

La FEMP, en el informe con el que dio el visto bueno al adelanto de la edad de jubilación el pasado mes de septiembre, señaló que el Gobierno debe aprobar “con la mayor diligencia y celeridad” un real decreto que contemple la jubilación anticipada de policías locales hasta los 59 años sin penalización en su pensión futura.

Esta petición es significativa, teniendo en cuenta que los propios ayuntamientos deberán costear parte del sobrecoste de la cotización, por lo que se entiende menos el bloqueo del Ministerio de Hacienda, como subrayó el presidente de la FEMP, Abel Caballero, el pasado 5 de febrero en rueda de prensa.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social también avaló la aplicación de los coeficientes reductores para adelantar la edad de jubilación al colectivo de policías locales. La FEMP además considera que el Gobierno debe eliminar la tasa de reposición de efectivos (es decir, que se cubran todas las jubilaciones), y establezca medidas compensatorias o bonificaciones por aquellos que, habiendo generado el derecho de poder jubilarse a alcanzar la edad correspondiente, no ejerciten su derecho.

CSIF considera que la aprobación del adelanto de la edad de jubilación de los policías locales y autonómicos “no tiene ya marcha atrás”, y espera que el Gobierno desbloquee la situación y lo apruebe “de manera inminente”.