CSIF reclama que la recuperación económica llegue a toda la ciudadanía
-La Central Sindical se ofrece como alternativa profesional y transparente ante un sindicalismo de clase partidista, ideologizado, subvencionado y desvinculado de los problemas reales
30 de Abril de 2018

Día del Trabajo

La recuperación del mercado de trabajo en los tres últimos años no ha conseguido cerrar las profundas heridas de la dilatada crisis y de la fuerte devaluación laboral sufrida. Un tercio de la ciudadanía vive en riesgo de exclusión social, casi 1,2 millones de hogares se encuentra con todos sus miembros en el paro y más 650.000 hogares sin ningún ingreso, forman parte de esa otra cruda realidad donde todavía hay demasiadas personas con niveles de pobreza y desigualdad salarial.

Una situación que también se produce en Castilla-La Mancha, con el 37,9% de su población en riesgo de pobreza o exclusión social, según el informe la Red Europea contra la Pobreza, a lo que se añade el mal dato del aumento del número de desempleados (6.200 personas) en el primer trimestre del año.

En este 1º de mayo debemos seguir insistiendo y reclamando que la verdadera recuperación llegue a todos los ciudadanos. La distribución justa de la riqueza debe llegar a pensionistas (la revalorización de las pensiones del 0,25% es ridícula), empleados públicos y trabajadores en general.

En CSIF nos proponemos como objetivo que los ciudadanos de nuestro país recuperen la posición que merecen en el estado de bienestar y de justicia social. Para ello debemos superar el obstáculo que supone la obsoleta normativa sindical, recuperando una verdadera negociación colectiva que nos lleve a acuerdos que permitan avanzar en la recuperación salarial y de condiciones laborales.

El actual sistema sindical ‘bipartidista’ tampoco ha resultado eficaz y atraviesa uno de sus peores momentos porque no se adaptan al sentir y las necesidades de nuestros ciudadanos: la Central Sindical critica las versiones políticas de UGT y CCOO al postularse del lado del proceso soberanista en Cataluña, o que en Castilla-La Mancha hayan recibido por parte de la Junta de Comunidades 8 millones de euros desde 2014.

Para CSIF, la connivencia con los poderes políticos y empresariales va en contra de la filosofía del sindicalismo, por lo que en este 1º de mayo criticamos la hipocresía del sindicalismo de clase. ¿Cómo son capaces de defender a los trabajadores cuando se alinean con las fuerzas políticas y económicas?

Los trabajadores españoles están cansados de un modelo sindical partidista, ideologizado, subvencionado y desvinculado de los problemas reales. Por eso, reiteramos la necesidad de modificar la legislación sindical para favorecer la entrada de nuevas organizaciones independientes, no subvencionadas y transparentes.

La crisis económica ha deteriorado asimismo los servicios públicos: la educación, la sanidad, la justicia, la administración, la seguridad… Siendo conscientes de nuestra relevante posición sindical y de la realidad social y económica, CSIF ha centrado sus esfuerzos en la alcanzar la recuperación en nuestro ámbito de influencia, las Administraciones Públicas. De esta forma, CSIF ha conseguido firmar el II Acuerdo para la mejora del empleo público y de condiciones de trabajo, el pasado 9 de marzo.

Con este acuerdo, iniciaremos levemente la senda de recuperación del poder adquisitivo perdido de los empleados públicos en la última década, se creará empleo neto por primera vez después de muchos años y se recupera la negociación colectiva de una parte importante de los derechos sustraídos con la crisis.