CSIF pide a la Junta la aplicación inmediata de las mejoras de los empleados públicos
-La Central Sindical, tras el Acuerdo con el Ministerio de Hacienda, exige la convocatoria urgente de la Mesa General de la Función Pública en Castilla-La Mancha

-El presidente autonómico del sindicato, Julio Retamosa, incide en los “avances conseguidos para recuperar derechos y mejorar las condiciones de los trabajadores públicos”
09 de Marzo de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en la Función Pública, tras el Acuerdo con el Ministerio de Hacienda que mejora las condiciones de los empleados públicos, pide al Gobierno de Castilla-La Mancha la convocatoria urgente de la Mesa General de la Función Pública para aplicar de manera inmediata todos los avances conseguidos.

CSIF incide en la implantación de la jornada laboral de 35 horas, aspecto ya negociado con anterioridad y que puede aplicarse en todas aquellas comunidades autónomas que cumplan con el déficit presupuestario. En este sentido, el presidente regional de CSIF, Julio Retamosa, subraya el hecho de que “Castilla-La Mancha tiene ahora una oportunidad única para revertir los recortes efectuados, ya no hay excusas para no volver a la jornada de 35 horas”.

Asimismo, el Acuerdo conlleva un aumento retributivo gradual ligado al PIB que puede alcanzar el 8% en 2020. La subida salarial fija para los tres próximos años es de 1,75% en 2018, 2,25% en 2019 y 2% en el 2020, porcentajes a los que se sumarían las partes variables. Retamosa explica que “a pesar de que los empleados públicos han sufrido una pérdida acumulada cercana al 20% durante la crisis, esta subida supone un paso adelante ya que es la mayor desde 2005 y de esta forma permite mantener el poder adquisitivo”.

El Acuerdo también permite percibir el 100% del salario desde el primer día de baja. Con anterioridad, los empleados públicos recibían un 50% menos de su salario los tres primeros días de baja por contingencia común y un 25% desde el cuarto al vigésimo día.

Otro punto muy importante es el fin de la tasa de reposición, lo que obliga a las administraciones regional y locales a revaluar sus Ofertas de Empleo Público para incidir en la bajada de la interinidad y cubrir las jubilaciones y fallecimientos. “Es vital porque se aborda la creación de empleo. Se podrán convocar hasta el 100% de las plazas ocupadas de manera temporal ininterrumpidamente en los últimos tres años, además de que se valorará el tiempo trabajado en la fase de concurso. Es un gran paso hacia la estabilización del empleo público”, señala Retamosa.

Este Acuerdo, firmado con el Ministerio de Hacienda junto a los sindicatos CCOO y UGT, como organizaciones representativas, “mejora y supera” con creces el Acuerdo regional de febrero de 2016 (rubricado entre CCOO, UGT, ANPE y SATSE) que “de forma increíble supuso una merma del poder adquisitivo de los empleados públicos en la región, seguimos sin entender cómo fue posible que lo rubricaran y que además no se recuperaran derechos perdidos. Seguimos sin derogar la Ley Cospedal”.

Con todo, Retamosa subraya la necesidad de “convocar urgentemente la Mesa General de la Función Pública para abordar todas y cada una de las mejoras que conlleva este Acuerdo”.