CSIF considera insuficiente la bajada de ratios para el curso 2018-2019
-El sindicato exige que se adelanten un año las ratios previstas en Educación Primaria y en ESO
-El Bachillerato debe tener el mismo número de alumnos por aula que la Secundaria Obligatoria
27 de Enero de 2018

La Consejería de Educación de Castilla-La Mancha publicó ayer la Resolución del número de alumnos por aula para el curso 2018-2019, que apenas cambia nada respecto al presente curso escolar. Tan sólo la reducción a 25 alumnos en segundo de Primaria y a 28 en cuarto de la misma etapa.

CSIF considera que se debe se deben adelantar un año las ratios previstas para el curso escolar próximo y que la Consejería pretende instaurar en el 2019-2020: 25 alumnos en Educación, Infantil, 25 alumnos en Educación Primaria y 30 en Educación Secundaria Obligatoria. Además debería modificar el mantenimiento del número de 32 alumnos para Bachillerato; en esta etapa los jóvenes de nuestra región se preparan para acceder a la Universidad y es necesario reducir el número de alumnos por clase.

Los problemas de convivencia aparecen principalmente en la etapa de Educación Secundaria, y ahí la Consejería no modifica nada para el curso que viene, pudiéndose llegar a los 36 alumnos por aula. Hay que recordar que sobre las ratios establecidas por la Consejería cabe la posibilidad de aumentar un 10% el número de alumnos por “escolarización sobrevenida”.

Además, falta por abordar otras cuestiones relacionadas con la ratio de alumnos: reducir el número de alumnos en la enseñanza de lenguas extranjeras, desdobles en laboratorios o no aplicar en ningún caso el 10% extra en niveles como la Educación Infantil.

CSIF exige a la Consejería de Educación que en el seno de la Mesa Sectorial se debata y se acuerde una reducción inminente de las ratios en todas las etapas educativas, lo que favorecerá la calidad de la enseñanza de nuestra región.