CSIF pide celeridad en la lucha frente al acoso laboral entre los empleados públicos de la región
-El sindicato considera que la Administración no está dando los pasos necesarios con la velocidad adecuada retrasando la implantación de un protocolo eficaz
14 de Noviembre de 2017
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige a los responsables autonómicos responsabilidad y premura en la elaboración y puesta en marcha del protocolo de acoso laboral para los empleados públicos, pues en distintas comunidades autónomas ya se han implantado procedimientos desde hace tiempo, a diferencia de Castilla-La Mancha.
CSIF considera que debe existir una herramienta normalizada de detección y evaluación por parte de las instituciones, así como un protocolo que permita gestionar con prontitud la puesta en marcha de medidas que eviten este tipo de hechos.
El sindicato reconoce y agradece a la administración la voluntad de abordar este tema y los contactos que se han llevado a cabo hasta la fecha para elaborar un documento de manera consensuada con los representantes de los trabajadores, pero estima que es insuficiente la velocidad a la que se está llevando a cabo el proceso de formación del protocolo de acoso laboral, retrasando la implantación del mismo y el consiguiente perjuicio, en materia de salud laboral, de los trabajadores de la Junta de Comunidades.
VIOLENCIA DE GÉNERO
Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y la Confederación Española de la Policía (CEP), sindicato representativo en el Consejo de la Policía, nos sumamos al 25-N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, desde nuestra responsabilidad, para sumar esfuerzos frente a esta lacra.
Los delegados y delegadas sindicales de CSIF y CEP atenderán a víctimas de violencia de género en la Administración y empresas. Asimismo, se promueve el establecimiento de cuotas de reserva de los contratos programa en el ámbito de las Administraciones Públicas para las mujeres víctimas de violencia de género, elaborar un protocolo de actuación para la prevención y actuación en casos de violencia de género, o la difusión del protocolo de Movilidad para funcionarias víctimas de violencia de género, entre otras medidas.