Nuevos errores en la última adjudicación de plazas del profesorado de Castilla-La Mancha
La concesión de vacantes llevada a cabo por la Consejería de Educación el lunes 25 de septiembre vuelve a contar con fallos que afectan a los docentes interinos de la región
26 de Septiembre de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia nuevamente los errores y desatinos cometidos por la Consejería de Educación en las adjudicaciones de plazas del profesorado de nuestra comunidad autónoma desde la primera concesión de vacantes hasta la última, la de este lunes día 25 de septiembre.


La avalancha de llamadas recibidas en las diferentes sedes provinciales de CSIF desde esta última adjudicación, una semana más, dan debida cuenta de la cadena de daños y perjuicios que están sufriendo los docentes interinos de Castilla-La Mancha desde finales de agosto. Discriminaciones, yerros y un sinfín de despropósitos que están provocando, por una parte, el trato desigual en las adjudicaciones y múltiples perjuicios a los interinos de nuestra región y, por otra, el desconcierto en los centros de Enseñanzas Medias en los que, entre otros desajustes, todavía hay plazas sin cubrir.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ya denunció los errores en la adjudicación de sustituciones de Enseñanzas Medias del 15 de septiembre; adjudicación que se llevó a cabo con numerosos errores que han vulnerado los derechos de destino y perjuicio económico de los docentes afectados.

CSIF considera que el daño no ha sido reparado ni con las adjudicaciones del 19 ni con las del 25 de septiembre, por lo que sus servicios jurídicos han facilitado modelos de reclamación a los perjudicados para que puedan iniciar los procedimientos administrativos pertinentes. En concreto, CSIF ha elaborado tres recursos: perjuicio por la elección de vacante (destino y tipo de jornada) y perjuicio en la elección de plaza a ocupar (destino y tipo de jornada), ante la Consejería de Educación, y la existencia de un daño efectivo, individualizado y evaluable económicamente, ante la Consejería de Hacienda.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios quiere recordar a la Consejería que en Educación tratamos con personas, que los docentes no son un número ni una nómina más o menos que tiene que encajar en un enmarañado puzzle, sino personas que, en muchos casos, sostienen familias, personas con problemas de muy diversa índole que están viendo mermados sus derechos y que se ven abocados, en no pocos casos, a encajar bolillos para poder atender ratios de alumnos por aula que todavía están por encima de lo racional y a su vez cumplir con la carga burocrática que conlleva su tarea, conciliar la vida familiar estando contratados, en un número que sigue aumentando en los últimos años, a tiempo parcial y, entre otros muchos obstáculos que han de saltar sí o sí, actualizar su formación y prepararse para nuevos procesos de oposición.

En fin, demasiada carga sobre unos hombros debilitados por los recortes y por una política educativa que ha tenido como prioridad lo económico y no lo humano.