CSI·F exige la convocatoria inmediata de la Mesa de Negociación
06 de Marzo de 2015

EL MINISTERIO DE JUSTICIA PONE EN PELIGRO EL “ACUERDO” SOBRE LA LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL


El Proyecto de reforma de LOPJ aprobado en el Consejo de Ministros del día 27 de febrero demuestra, una vez más, que el preacuerdo firmado por CSIF en julio del año pasado junto con otras dos organizaciones sindicales salvó los centros de destino tal y como los conocemos hasta ahora ligados al municipio, además de mantenerse los Juzgados y Agrupaciones de Paz y evitar la movilidad forzosa ordinaria. Actuó como llave de seguridad y garantía al obligar al Ministerio a comprometerse con estos principios.

Sin embargo, se ha producido una deslealtad por parte del Ministerio ante los sindicatos firmantes del preacuerdo ya que se comprometió a trasladar el proyecto de reforma de la LOPJ a las organizaciones sindicales con carácter previo a su aprobación por el Consejo de Ministros. Y ese traslado no se ha producido.

Además ya no se presenta un texto nuevo de LOPJ como hizo Gallardón sino una reforma parcial de la LOPJ vigente apadrinada por el nuevo Ministro Catalá. Ha cambiado pues la metodología y las implicaciones que pueden tener las reformas que se pretenden llevar a cabo.
Pero lo más grave es que en el texto se contienen aspectos no negociados en el grupo de trabajo anterior y modificaciones de algunos puntos sobre los que se basó el preacuerdo y que pueden desnaturalizar el mismo. Todo ello para CSIF, es una vulneración grave del preacuerdo.

En el texto de la LOPJ se recogen los puntos del preacuerdo de julio de 2014 como las previsiones referentes al Cuerpo de Gestión que vuelven a los Juzgados de Paz y a las unidades administrativas, la reducción de las sanciones de suspensión, de uno y hasta un máximo de tres años para faltas muy graves y hasta un máximo de un año para faltas graves tal y como se recogía en un acuerdo de 2005, ignorado sistemáticamente por el Ministerio de Justicia, la promoción de Técnico INTCF a Facultativo, el periodo transitorio para el acceso al Cuerpo de Médicos Forenses ante el cambio de titulación exigida (especialidad en medicina legal y forense), reconocimiento de las libranzas, etc.
En cuanto a la promoción interna, se consiguió que esta fuese independiente, sin límite de plazas, que asegura promoción incluso en los años en los que no haya oferta de empleo público (tal y como sucede en otras administraciones) lo que en cierta manera compensa la pretensión del ministerio de reducir al 30% el porcentaje de reserva en todos los cuerpos.

Pero, como hemos dicho antes, existen algunos puntos de la reforma parcial de la LOPJ con los que no podemos estar de acuerdo y que no figuraban en el texto ni en el espíritu del preacuerdo:

1. La promoción interna al Cuerpo de Secretarios Judiciales (en la nueva ley Letrados de la Administración de Justicia) que, en el texto aprobado por el Ministerio, se convierte en imposible con la cantidad de requisitos que se imponen para la convocatoria de procesos independientes de
OPE. CSIF no va a consentir la limitación de la carrera profesional en su vertiente de la promoción interna al Cuerpo de Secretarios o Letrados o como quieran llamarlos. La promoción hasta el Grupo A1 está reconocida en todas las administraciones y defenderemos el porcentaje del 50% de reserva de plazas.

2. La limitación de acceder a plazas como letrado sustituto al Cuerpo de Gestión ya que se condiciona a la disponibilidad presupuestaria, dificultando la promoción interna y la carrera profesional de este Cuerpo.

3. El plazo de interrupción de la prescripción de las faltas que para el personal de cuerpos generales y especiales es de seis meses y que para los Letrados de la Administración de Justicia se rebajan a dos.

4. La eliminación del carácter excepcional de las sustituciones como paso previo para renegociar las condiciones de las verticales y horizontales por vía reglamentaria.

5. La eliminación de la publicación anual del escalafón que sí se recoge para el cuerpo de Letrados. Lo verdaderamente importante del escalafón, además de su elaboración anual, es que los funcionarios puedan acceder a él y comprobar su situación.

CSIF EXIGE AL MINISTRO QUE CUMPLA CON SU COMPROMISO DE NEGOCIAR HASTA EL FINAL ESTE NUEVO PROYECTO DE REFORMA PARCIAL DE LA LOPJ INCLUYENDO MEJORAS.

Además, CSIF, recogiendo el compromiso del Ministro de Justicia de seguir negociando hasta el final la reforma parcial de la LOPJ, ha remitido a la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia y a la Secretaría de Estado un conjunto de propuestas de mejora de las condiciones de trabajo de todos los cuerpos para incorporar a la reforma de la LOPJ. Estas propuestas, sobre las que estamos trabajando, formaron el grueso de nuestras alegaciones el año pasado e insistiremos sobre ellas, repetimos, ante el compromiso del Ministro Catalá de seguir negociando este nuevo proyecto de reforma parcial de LOPJ que difiere radicalmente de la propuesta de Gallardón.

Sin olvidar, por supuesto, que en el preacuerdo se contenía un compromiso para negociar el desarrollo reglamentario de la LOPJ que CSIF va a exigir que se active de inmediato en el seno de la mesa de negociación. En definitiva, el tiempo nos ha dado la razón ya que, si se cumple el preacuerdo firmado, podremos negociar la reforma de la LOPJ con unas condiciones iniciales que garanticen los juzgados de paz y los
partidos judiciales. Esperamos y deseamos que se nos permita participar en la mejora de la justicia teniendo una base solida de garantía de los derechos de los trabajadores de esta administración.