Nueva campaña de CSI·F por recuperar el 3% de los empleados públicos de la JCCM
11 de Febrero de 2015

Contra la Tasa Cospedal

  • Llevará el tema al Defensor del Pueblo y presentará recurso ante los Tribunales
  • Movilización de trabajadores y campaña publicitaria denunciarán el mantenimiento de esta única y brutal agresión salarial

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, organización que cuenta con el mayor respaldo entre los empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, relanza su campaña contra la Tasa Cospedal para recuperar el 3% salarial que pertenece a cerca de 70.000 trabajadores de la administración autonómica.

CSI·F recuerda que, desde el año 2012 –ya van cuatro años consecutivos- todos los funcionarios, laborales y estatutarios de la JCCM, ven reducida la cuantía del complemento específico en un 10%, hasta un máximo del 3% del salario bruto individual. Este brutal recorte salarial no tiene parangón en ninguna otra administración pública española. Desde CSI·F no podemos aceptar esta afrenta a nuestra dignidad de empleados públicos.

El sindicato recogió y presentó más de 10.000 firmas a la presidenta de la Junta de Comunidades de castilla-La Mancha, realizó numerosas concentraciones y manifestaciones en todas las provincias de la región, se reunió con los grupos popular y socialista de las Cortes de Toledo y realizó otras múltiples acciones contra una medida injusta, discriminatoria y claramente perjudicial para uno de los colectivos más castigados por la crisis.

Ahora, en vista del inmovilismo del Gobierno de Cospedal, CSI·F llevará el tema al Defensor del Pueblo y presentará recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. No obstante, el sindicato señala que todavía hay tiempo a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos para retirar esta dolosa medida en el 2015.

Para CSI·F, una medida excepcional en una situación crítica, no puede perpetuarse durante años y años, mucho menos en un escenario de crecimiento económico que el propio gobierno augura superior al 2’3% para el 2015. Si Cospedal no corrige esta agresión a 70.000 familias, dejará en fatuas y vacías sus promesas de recompensar a los castellanomanchegos por haber sufrido los más duros recortes durante los peores años de la crisis.