CSI·F reclama compromiso político para garantizar el modelo sanitario de MUFACE
18 de Febrero de 2014

El sindicato independiente destaca la viabilidad del sistema, su eficacia y el amplio respaldo entre el colectivo de funcionarios pese a los recortes

CSI·F informa que la inmensa mayoría del colectivo de funcionarios de Muface opta por recibir asistencia sanitaria a través de las entidades de seguro médico (Adeslas, Asisa, DVK e Igualatorio de Cantabria), pese a los recortes sufridos en las prestaciones y las dificultades de financiación.



En concreto, según datos publicados por el Ministerio de Hacienda, de un colectivo de 1.525.455 funcionarios, un 83 por ciento recibirán la prestación sanitaria por las entidades de seguro.

CSI·F señala que la proporción de mutualistas que optan por las aseguradoras permanece prácticamente idéntico al año pasado, tras el abandono de Sanitas como consecuencia del cambio que se produjo en las condiciones del concierto por parte de la Administración. Este abandono ha producido un trasvase de 52.420 mutualistas que se han repartido por las diferentes entidades.

Para CSI-F estos datos demuestran que el modelo mutualista goza de un gran apoyo por parte de los funcionarios pese a todas las dificultades que atraviesa como consecuencia de la situación económica y los recortes.

No obstante, CSI-F vuelve a llamar la atención ante el estancamiento del colectivo global de la Mutualidad, fruto de la congelación de las ofertas de empleo público, lo que está provocando el progresivo envejecimiento del colectivo, el encarecimiento de la asistencia sanitaria y nuevos problemas de financiación.

En este sentido, CSI-F reclama un mayor compromiso político para garantizar el sostenimiento del modelo a medio y largo plazo, teniendo en cuenta su alto nivel de eficacia y el amplio respaldo del que goza entre el colectivo de funcionarios.

18 de febrero de 2014