Manifiesto y cartel del 1 de Mayo
02 de Mayo de 2012

POR UNA REFORMA LABORAL NEGOCIADA

Luces y sombras, sobre todo sombras, serán este año, más que nunca, las protagonistas de este 1º de Mayo de 2012. Una fiesta que hoy queremos conmemorar con sabor más agridulce que en otras ocasiones. Estamos viviendo una parte de la historia de nuestro país, de nuestra economía, de los trabajadores y de los sindicatos, especialmente dura. Una época de continuos cambios desacertados, de la incertidumbre más profunda en todos los ámbitos laborales, tanto en el privado, como en el público. Por nuestra parte, queremos vivir un primero de mayo conmemorativo y festivo, pero repleto de reivindicaciones, de exigencias y peticiones como uno de los sindicatos más representativos de la sociedad española.

En estos momentos de profunda crisis económica, desde CSIF asumimos nuestra responsabilidad y se ejecutarán con la mano más firme, el mejor de los propósitos y el mayor de los esfuerzos, para conseguir que no sean los trabajadores los que paguen las consecuencias de una crisis que no han originado.

Nuestro primer reto, es hacer frente a una nueva Reforma Laboral aprobada sin negociación previa, que recorta los derechos de los trabajadores y que ataca como nunca en la historia la independencia de la Administración, al permitir en su disposición adicional segunda el posible despido de laborales de la Administración.

Una reforma laboral, que no aliviará las cifras de desempleados que mes tras mes, engrosan las colas ante las oficinas de empleo de todo el territorio español. Una reforma que no servirá para aliviar ni mejorar las economías familiares, verdaderas damnificadas por la situación actual, culpa y consecuencia de la mala gestión de nuestros gobernantes.


Una reforma laboral que entrega a los empresarios, los derechos de los trabajadores, abaratando el despido, permitiendo cambiar sus condiciones económicas y laborales de forma unilateral, una reforma laboral que no generará empleo y lo que si conseguirá es inclinar la negociación colectiva de forma importante hacia el lado de los empresarios aumentando con ello de forma importante la conflictividad laboral.

Tampoco en el ámbito público aporta soluciones reales. ¿O es que la posibilidad de despedir al personal laboral por motivos presupuestarios va a solucionar el derroche de las administraciones o, ya puestos, la crisis? En cambio, propiciará que decaigan la cantidad y la calidad de los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos y hará que la Administración Pública quede más en manos de los políticos, los mismos que han derrochado en gastos superfluos con infraestructuras ruinosas, coches oficiales y administraciones paralelas y clientelistas sin control.

Para CSIF es inasumible esta reforma laboral y estamos trabajando sin buscar el protagonismo, ni la foto fácil, ni el rédito electoral propio, o de algún partido político afín, con TODOS los grupos políticos en mejorar con las enmiendas presentadas al texto final.

Garantizar los derechos de los trabajadores y la imposibilidad de despido de laborales son para CSIF irrenunciables en estos momentos y de no aceptarse en el trámite parlamentario nuestras propuestas pasaremos a la acción en toda su extensión, no descartando movilizaciones y la huelga.

Ahora más que nunca es necesaria la NEGOCIACION política y sindical, es hora de que TODOS participemos en conseguir una reforma laboral NEGOCIADA que nos permita establecer las nuevas reglas que regularan el mercado laboral de nuestro país.

Por eso, ahora más que nunca, seguiremos instando a los Gobiernos, medidas que fomenten el crecimiento del empleo estable y de calidad, para que los trabajadores puedan conseguir salir de esta tesitura. También pediremos de forma imperativa líneas de actuación que potencien las inversiones, que se garantice los servicios públicos y que se alcancen unos niveles de coberturas sociales adecuadas que se ajusten a lo que demanda la sociedad.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL



Ver Galería
Ficheros Adjuntos: